Redondo: "Me quedó pendiente jugar más con la Selección"

Redondo: "Me quedó pendiente jugar más con la Selección"

El ex volante del Seleccionado argentino brindó una extensa entrevista al diario La Nación en la que aseguró que le hubiese gustado jugar más tiempo con la celeste y blanca, aunque aseguró que "a cualquier precio, no", en alusión a la ridícula exigencia de Passarella, quien no lo llevó al Mundial de Francia por no cortarse el pelo.

Fernando Redondo fue uno de los volantes más exquisitos que dio nuestro país y por eso dejó un gran recuerdo con la camiseta de la Selección Argentina, con la que apenas disputó un Mundial, Estados Unidos '94, y en el mejor momento de su carrera no fue convocado a Francia '98 por no cortarse el pelo como lo exigía Daniel Passarella, DT del Seleccionado en ese entonces.

En una extensa entrevista con el diario La Nación, Redondo reconoció que le hubiese gustado pasar más tiempo vistiendo la celeste y blanca. "Una de las cosas que me quedaron pendientes de mi carrera fue haber jugado más en la Selección", admitió, pero también argumentó que "no todo se hace a cualquier precio", en referencia a su baja durante la era de Daniel Passarella por no acceder a la famosa ley del 'pelo corto' y las lesiones en la rodilla en el ciclo de Marcelo Bielsa que lo llevaron a pedir que no lo convoquen.

Sobre su relación con el Káiser, recordó que "me pidió que me cortara el pelo y yo le dije que no lo haría. Y me dijo, me acuerdo literal, que como la Selección estaba por encima de los hombres y los nombres, si necesitaba convocarme lo iba a revisar. Cuando esto salió en la prensa, él declaró que en realidad lo del pelo había sido un tema secundario, que no me había convocado porque yo no quería jugar por la izquierda, una mentira gigante. Y a partir de ahí, para mí, ya no hubo vuelta atrás".

Me perdí la posibilidad de jugar un segundo Mundial justo después de haber ganado la Champions con el Madrid y fue muy doloroso para mí. Pero a cualquier precio, no. Son los valores que me inculcaron mis padres.

"Sinceramente, no había sustento en su pedido y le dije que no lo compartía. Después, ya no podés trabajar con alguien que miente públicamente como lo hizo él", agregó El Príncipe.

Con la salida de Passarella y la llegada de Bielsa, Redondo regresó a la Selección y jugó dos amistosos, ante Holanda y Brasil, pero él mismo le pidió al Loco que no lo convocara más. "Yo no estaba bien de la rodilla izquierda, jugué los amistosos contra Holanda y Brasil, y me di cuenta de que no podía, porque en el club lo manejás diferente. 'La realidad es que no estoy para jugar en la Selección', le dije. Marcelo me pidió que no me apresurara, que no lo comunicáramos de forma definitiva, trató de cuidarme, pero a mí me pareció un acto de responsabilidad: si no estoy bien, debo dejarle el lugar a otro que sí lo esté. Era lo más justo", relató.

Por último, Redondo contó que tiene intenciones de lanzarse como entrenador: "Extraño la adrenalina de la competencia. Estoy abierto a todo, debería analizar bien la propuesta. Si es para ir a un equipo a colgarme del travesaño, no. Yo no quiero serlo por un tema económico, sino porque el fútbol es mi pasión y aspiro a poder desarrollar mis ideas. Si coincido con la directiva en los pensamientos, lo haría en cualquier liga".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?