Dos ferias del libro que enfrentaron con éxito la crisis económica

Dos ferias del libro que enfrentaron con éxito la crisis económica

Las Ferias del libro de Malvinas Argentinas y Merlo, ubicadas en el segundo cordón del conurbano bonaerense y que se realizaron en septiembre y octubre, respectivamente, obtuvieron excelentes resultados en ventas y público pese a la crisis económica que atraviesa el país, destacó la Fundación El Libro

Las Ferias del libro de Malvinas Argentinas y Merlo, ubicadas en el segundo cordón del conurbano bonaerense y que se realizaron en septiembre y octubre, respectivamente, obtuvieron excelentes resultados en ventas y público pese a la crisis económica que atraviesa el país, destacó la Fundación El Libro, organizadora de ambos eventos.

Siendo acontecimientos culturales que movilizan numerosos autores, grupos artísticos y público entusiasta, las ferias del libro son oportunidades importantes para la industria literaria que sufre severas dificultades debido a la recesiones económicas y los cambios en los hábitos de lectura, que le ha hecho perder alrededor de un 40% del mercado en los últimos años.

En ese marco, la Fundación El Libro (FEL) organizó –en acuerdo con los municipios- las Ferias del Libro de Malvinas Argentinas y de Merlo, de once y doce días de duración respectivamente. La primera –que hizo su debut- transcurrió del 12 al 22 de septiembre y la segunda –en su tercera edición-, del 2 al 13 de octubre.

Si bien ambos distritos poseen entre 500 mil y 800 mil habitantes, existen solo dos librerías en cada uno, lo que indica que la visibilidad y el acceso habitual al libro son bajos. Esto quiere decir que ambas ferias convocaron un público que en una alta proporción tuvo una oportunidad única de acceder a esta herramienta cultural y compartir actividades pensadas para todas las edades e intereses lectores.

“Para nosotros es cumplir con nuestro objetivo fundacional: la promoción del libro y la lectura –dice María Teresa Carbano, presidenta de la FEL-, y lo hacemos ampliando el universo al que se llega, lo que aumenta la importancia de estas dos ferias”. En ambos casos, los escolares que las visitaron (y que sumaron un total de 25 mil) recibieron un “chequelibro” por valor de cien pesos por alumno, como un mecanismo de ayuda para la compra en los stands, que los recibían como pago parcial o total.

Estos stands sumaron 31 en Malvinas Argentinas y 48 en Merlo, con presencia directa de editoriales y la inclusión privilegiada de las librerías de la zona, además de algunos stands institucionales. Las ventas realizadas en estas superficies permitieron una recaudación cuya importancia crece debido a la crisis económica general, que también golpea al libro.

Es de destacar, además, que estas ferias –así como otras en el conurbano y en todo el país- se realizan en meses (septiembre y octubre) que tradicionalmente son de bajas ventas.

Finalmente, las ferias permiten expresarse a numerosos autores, artistas y grupos culturales de la propia zona, más allá de que también reciben figuras de reconocimiento masivo. En los casos de Malvinas Argentinas y Merlo, se realizaron en predios abiertos de habitual gran convocatoria de paseantes, que incluyen ferias de artesanías y comidas los fines de semana, y contaron con tres auditorios cada una, que permitieron desarrollar programas culturales con más de un centenar de actividades en cada caso.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?