Por los robos, médicos de Maipú no pueden estacionar la ambulancia

Por los robos, médicos de Maipú no pueden estacionar la ambulancia

En el Centro de Salud 60 están desesperados. En quince días les robaron dos veces todo lo que había dentro de su ambulancia. Por eso los trabajadores han decidido guardar el vehículo en una estación de servicio. Y si los llaman de urgencia, tienen que correr varios metros para llegar allí.

Facundo García

Facundo García

La expansión del crimen hace que sus bordes se rocen con diversas historias. Y en ocasiones, el largo brazo del delito golpea donde más duele. Es lo que viene ocurriendo en el Centro de Salud 60 de Maipú, donde en 15 días los delincuentes asaltaron dos veces a la ambulancia y se llevaron todo el equipamiento.

Eso ha hecho que los trabajadores del centro decidan estacionar el vehículo en otra cuadra; más precisamente en una estación de servicio, donde sienten que hay un poco más de seguridad por las noches. Si los llaman de urgencia, tienen que cumplir con una insólita carrera de 50 metros hasta llegar al lugar. 

En otras palabras: el crimen ha impuesto sus propios protocolos en plena pandemia.

Aquí se aprecia la distancia entre el Centro de Salud y la estación.

Jugados

En diálogo con MDZ, la directora del Servicio Coordinado de Emergencias, Inés Valencia, admitió que los dos robos sucedieron en las últimas semanas, "con una diferencia de quince días: un viernes y luego un sábado". 

Sólo uno de los instrumentos sustraídos vale 40.000 pesos. Y se llevaron muchos

Alrededor del Centro de Salud hay una especie de parque. La doctora Valencia describe: "Cuando se hacen las 6 o 7 de la tarde, se complica dejar ahí la ambulancia, porque queda muy sola y está oscuro". El rodado tiene alarma, aunque evidentemente los ladrones conocen un modo de neutralizarla.

Las veces en que los malhechores hicieron de las suyas fueron muy similares. "A las 3 de la mañana llegó el móvil y el chofer lo estacionó. Cuando el equipo quiso volver a salir, a eso de las 6, los ladrones se habían llevado el maletín médico, el bolso de paro -que se usa para reanimar- y la caja de medicación", se lamenta la entrevistada. 

Para sopesar la pérdida: sólo uno de los instrumentos que va en el bolso de paro vale 40.000 pesos. Hay que tener en cuenta que se llevaron decenas de elementos: tensiómetros, glucómetros, tijeras, etc. Y no en una, sino en dos oportunidades.

"Tuvimos que pedir permiso a los muchachos de la estación de servicio, para que nos den una mano", resumió a este diario uno de los empleados. "Si nos toca correr hasta ahí y está oscuro, nos da miedo de que nos choreen en el camino, por no hablar de la avenida: hay que cruzar con mucho cuidado".

Obviamente, la corrida genera demoras cada vez que hay que apresurarse para asistir a un paciente. Además de medicina, hay que saber de running.

El lugar donde estaciona la ambulancia.

Lo que piden

Lo que piden los trabajadores del Centro de Salud 60 no es mucho: que les den un lugar donde no tengan problemas para estacionar la ambulancia. O que les pongan personal de seguridad.

La doctora Valencia asegura que hay gran inquietud. "Tené en cuenta que muchos de los que trabajan ahí ya han dejado de ir en sus autos, porque sienten que no tienen dónde dejarlos; y hoy te matan por un celular".

El vehículo, visto desde el lugar donde lo estacionan.
  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
  • Investigación y fotos: Alfredo Ponce. 
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?