Estafas en Zona Este: la sospechosa fue detenida y ya hay 40 denuncias

Estafas en Zona Este: la sospechosa fue detenida y ya hay 40 denuncias

MDZ reveló el martes que San Martín y Rivadavia estaban conmocionados ante el caso de Noralí Hornz (34), una empleada pública acusada de estafar a conocidos. En las últimas horas se supo que el asunto es mucho más serio, los afectados se suman y -tras la detención- la mujer acaba de ser imputada.

Facundo García

Facundo García

La abogada Noralí Hornz (34) está por estos días en el centro de una tormenta legal. Algunos de los que la denunciaron afirman que ella ya intentó comunicarse por teléfono para pedir disculpas y solicitar que "no la perjudiquen". Sin embargo las acusaciones se acumulan, y al puñado de conocidos que reclamaron al principio ahora se suma un total de aproximadamente 40 casos de estafa que apuntan a ella como principal responsable.

Este jueves, Hornz quedó detenida e imputada. El Ministerio Público está intentando reconstruir lo que hacía: parece que simulaba pedir la foto de DNI a diferentes personas con la excusa de "estar haciendo una encuesta para la facultad".

Con ese material, todavía se investiga cómo, conseguía falsificar bonos de sueldo e impuestos y sacar préstamos de manera masiva, por importes que en ocasiones superaban los 400.000 pesos.

Noralí es empleada pública.

Por ahora, se estima que el monto de sus operatorias rondaría entre los 4 y los 6 millones de pesos. No obstante, los damnificados siguen llegando a la fiscalía con ritmo parejo y la cifra total podría ser mucho mayor.

Días atrás, publicamos aquí uno de los mensajes que -se sospecha- utilizaba Hornz para captar incautos. La voz ha sido alterada por cuestiones legales:

"No sabemos adónde terminará la trama y por eso no descartamos la imputación de otras personas", comentó a este diario una fuente allegada a la causa. "Entre ayer y hoy, ha seguido presentándose gente que asegura haber sido engañada por esta chica".

Entre los estafados habría empleados públicos, autoridades del Poder Judicial y hasta personal del Organismo Técnico Criminológico (OTC) del sistema penitenciario. Y los créditos no sólo se habrían tramitado en entidades como Crédito Mágico y Montemar, sino también en tiendas de venta de electrodomésticos, como Musimundo, Falabella y tiendas de ropa de centros comerciales. 

Tras pedir reserva, un financista del centro se animó a opinar: "esto tiene que ser más grande aún. Con los protocolos que hay, es imposible que sacara tantos préstamos sin tener apoyo por parte de alguien que trabajara en las empresas donde pedía la plata".

En la lupa

La causa se inició en Rivadavia. Parece que una conocida de Noralí quiso ir a sacar un préstamo y le dijeron que ya había sacado varios, y que incluso había terminado de pagar un par. Desde luego, la víctima no había tramitado ni uno.

"Era como una bicicleta: sacaba créditos por un lado y con eso iba pagando otros"

Los testimonios empezaron a acumularse en varias localidades del este. Por eso ayer, el jefe del Ministerio Público de San Martín, Junín y Rivadavia, Oscar Sívori, decidió que el caso sea trabajado en conjunto por los fiscales Martín Scatareggi y Gustavo Jadur.

Lo extraño es que Noralí terminó de pagar algunos de los créditos que había pedido. "Era como una bicicleta, parece que sacaba créditos de un lado para pagar los que había sacado antes, y así se iba cubriendo", confió a este cronista un investigador con acceso al expediente.

Una agenda abultada

En efecto, durante los allanamientos que se produjeron en las últimas horas, se habría detectado -justamente en la casa de Hornz- una agenda en la que estarían anotadas las estafas que tenía que cometer en los próximos meses para que la rueda de préstamos y devoluciones siguiera girando

Contactos no le faltaban: un allegado contó que, en 2010, Hornz ingresó en la procuración con un promedio muy alto. Se desempeñó 6 o 7 años en la Oficina Fiscal de Rivadavia, hasta que en 2017 pasó a la Unidad Fiscal Correccional. El año pasado, por último, fue trasladada a la Secretaría de Violencia de Género de la jurisdicción San Martín-Junín-Rivadavia.  

Se conjetura que Hornz mensajeaba a empleados de todas estas dependencias estatales y conseguía que le enviaran las fotos o escaneos de sus documentos. Después activaba el plan. Este audio sugiere que sabía ser tan sutil como insistente:

"Lo más grave -contó a MDZ uno de los fiscales- es que evidentemente es muy sencillo sacar créditos o burlarse del sistema. Estamos analizando cómo hizo para armar semejante lío".

Durante el mediodía de este jueves, Hornz ya estaba detenida, y la imputación por estafas reiteradas, falsificación de instrumento público -truchaba bonos de sueldo del Estado- y falsificación de instrumento privado era un hecho. 

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?