Escondido, el hermano del "Rengo" Aguilera jura que es inocente

Escondido, el hermano del "Rengo" Aguilera jura que es inocente

Se trata de Diego, prófugo tras el enorme operativo que se concretó el año pasado en barrios La Gloria y La Favorita. Otro hermano, Walter, se entregó y quedó preso. Por eso este Aguilera que sigue libre pide "garantías" y escribe cartas diciendo que él no tiene nada que ver con el narcotráfico.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El 5 y 9 de junio del año pasado, tras unos 50 allanamientos en La Favorita y el barrio La Gloria, se detuvo a varias personas presuntamente vinculadas con el "clan Aguilera", una banda narco que estaría asociada al hoy condenado barra tombino Daniel Orlando "Rengo" Aguilera (38). Por aquellos días se secuestraron 15 kilos de cocaína, armas y más de 8 millones de pesos. Pero en medio de corridas, frenazos y cascotes que surcaban los techos hubo sospechosos que se escabulleron. Entre ellos, dos hermanos del "Rengo", Diego (40) y Walter (32).

La historia continuó. Según revelaron a MDZ fuentes que gastan suela por las esquinas del Gran Mendoza, Walter se entregó hace un tiempo creyendo que tenía alguna chance de quedar libre, pero lo dejaron adentro. Preso.

Eso explica que el otro hermano, Diego, siga en la clandestinidad. Y casi nadie sabe dónde. En los últimos días habría presentado un recurso de amparo ante la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Cámara de Diputados de la Nación denunciando que la Justicia Federal no está respetando sus derechos. 

Diego está acusado de ser uno de los líderes de la banda que habría continuado las actividades tras la detención y condena del "Rengo". Él jura que nada que ver. Mientras, desde la distancia, el fugitivo escribe a sus hijos cartas como esta:

Una de las cartas atribuidas a Diego Aguilera.

"Espero que estén bien, disculpen por no poder estar en estos momentos con ustedes. Estoy esperando que pase esta tormenta y pidiéndole a Dios cada día. Les cuento que me quiero entregar para dejar de andar así. Pero desconfío por lo que le pasó al tío Walter. Se entregó y todavía no tiene ninguna respuesta..."

Los argumentos

En el texto que presentó ante las autoridades, Diego Aguilera dice tener "un humano interés" por entregarse a la Justicia, aunque aclara que "lo acontecido hasta la fecha dentro del marco judicial (...) obliga rotunda e inminentemente a quien suscribe a descreer sobre el respeto hacia los Derechos y Garantías que me corresponden".

Básicamente, el acusado cuestiona el modo en que se ha manejado la Justicia Federal de Mendoza respecto al caso, a raíz de lo que Aguilera interpreta como errores procesales.

"Y hay un desprecio social que se ha creado desde la prensa..."

Pero además les pega a los medios y a la estigmatización que se estaría haciendo hacia el barrio donde creció: "no ha cesado -subraya Diego- la persecución ni tampoco el abuso de poder (...). Detenciones arbitrarias por 'averiguación de antecedentes', golpizas por portación de rostro jamás denunciadas, amenazas de detención por ser amigo de los Aguilera… y más. Todo esto, sumado al temor con que viven mis familiares directos y vecinos, sabiendo del desprecio social creado desde la prensa".

En otro tramo del escrito, Aguilera menciona diferentes situaciones que desde su perspectiva enfrentan los detenidos en la causa. A ello le añade la denuncia de que se han incorporado al expediente escuchas presuntamente ilegales, como las que habría sufrido la abogada Gemina Venier.

¿Ilegal? Transcripción de una de las escuchas policiales en la que Diego conversa con quien entonces era su abogada. 

Escape

Pocos saben dónde está escondido Diego. Los viejos zorros de Godoy Cruz conjeturan que a partir de los contactos que tiene en la hinchada de Godoy Cruz habría recurrido a otra barra amiga para salir de Mendoza "de canuto". 

Las fuentes indican que está esperando alguna respuesta a sus pedidos, y que mientras tanto seguirá oculto en algún lugar. Hasta que se entregue o lo capturen. Por lo demás, dilucidar si Diego Aguilera es culpable o inocente será tarea de la Justicia

Los operativos del año pasado involucraron a cientos de efectivos.

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?