Los tres pilares de una vida saludable

De acuerdo a la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica de Vittal, los pilares para una vida saludable son tres: descanso, alimentación y ejercicio. La cuestión es poner en equilibrio las tres partes.

Redacción MDZ

Alimentación consciente.

Alimentación:

Una alimentación saludable implica consumir diferentes grupos de alimentos en cada comida para lograr un aporte equilibrado de nutrientes y proteínas.

El cambio, explica la Dra. El Haj, empieza a notarse cuando comemos, eligiendo alimentos saludables y dando prioridad a los productos frescos y no a los procesados. "No debemos olvidar el consumo diario de frutas, verduras y hortalizas, pues son los que nos van a proporcionar gran parte de las vitaminas, minerales y fibras, nutrientes fundamentales para el desarrollo saludable del organismo", detalla la directora médica de vittal. El consumo de fibras es muy importante para regular el tránsito intestinal y dar la sensación de saciedad, lo cual ayuda para no consumir más calorías.

Sumado a eso, uno de los hábitos sanos para el corazón es limitar el consumo diario de sal. Se aconseja reducir el consumo de grasa (especialmente grasa saturada) y colesterol (carnes rojas grasas, leche entera, quesos elaborados con leche entera, huevos, platos a base de crema y postres que contengan mucha grasa). Seguir una dieta equilibrada puede ayudar a disminuir tres de los principales factores de las enfermedades del corazón: colesterol elevado, hipertensión arterial y exceso de peso.

Ejercicio:

Dentro de las recomendaciones habituales para una vida saludable, siempre se hace referencia a la realización diaria de ejercicios físicos.

“Debemos hacer ejercicio aeróbico (tal como caminatas rápidas, trote o ciclismo) por lo menos tres veces por semana durante 30 minutos para fortalecer el corazón o bien períodos cortos de ejercicio físico que juntos sumen 30 minutos por día son tan beneficiosos para la salud como lo son 30 minutos continuos de ejercicio”, sostiene la doctora.

Descanso:

Las personas que no logran conciliar bien el sueño tienen un alto riesgo de sufrir taquicardias. Este problema es de mucho cuidado, ya que el no dormir bien nos puede producir una sensación de ansiedad que puede conducir a hábitos alimenticios poco saludables. No debemos dejar de lado que el exceso de ejercicios lleva a una aceleración del cuerpo y la mente, lo cual puede alterar el ritmo del sueño, no llegando a descansar adecuadamente.

Además, la Dra. Valeria El Haj recomienda controlar la presión arterial, reducir el consumo de alcohol, regular y prestar atención al estrés, y realizar revisiones médicas de forma periódica.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?