La Policía buscará evitar que se evadan controles con grupos de WhatsApp

La difusión de grupos en Whatsapp y redes sociales para evadir controles viales es una práctica común en Mendoza y que se acrecienta en fechas donde los operativos de la Policía son más intensos. Sin embargo, en las fuerzas de seguridad tienen algunas estrategias para encontrar a los potenciales evasores y controlarlos bajo la garantía de la ley.

Avatar del Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Cómo actúa la Policía para hallar a los que evaden controles viales

Prensa de gobierno

La difusión en Whatsapp y redes sociales de grupos que facilitan la evasión de controles viales crece en fechas donde los operativos policiales son más extensos. Sin embargo, en las fuerzas de seguridad tienen algunas estrategias para encontrar a los potenciales evasores y controlarlos bajo las garantías de la ley.

En el marco de los festejos por el Día del Estudiante y llegada de la primavera, la Policía Vial de Mendoza y los municipios montaron entre el jueves 20 y el domingo 22 de septiembre, más de 40 puestos de control en calles y rutas de toda la provincia, en los cuales se practicaron 720 testeos de alcoholemia que arrojaron 59 conductores con más de 0.5 gramos de alcohol en sangre. De estos, 13 presentaban valores por encima de 1 gramo, por lo que fueron derivados a los juzgados de tránsito para su intervención.

Previamente, en los chats de Whatsapp y las redes sociales como Facebook circularon invitaciones para unirse a grupos creados con el fin de intercambiar información para eludir los controles viales. Si bien es una práctica habitual entre algunos conductores, especialmente los jóvenes, estas estrategias son más utilizadas en épocas donde la presencia policial se hace sentir con mayor fuerza en las rutas.

El director de Seguridad Vial, comisario Oscar Hómola, manifestó estar al tanto de la existencia de estos grupos y explicó que "la idea no es cazar conductores, sino hacer actividades de control y fiscalización para prevenir". No obstante, comentó que existen los 'grupos dinámicos' de efectivos policiales que recorren las calles en motocicleta: "Se movilizaron por distintos sectores con mayor flujo vehicular o donde la situación lo amerite, para asentarse y practicar controles de alcoholemia espontáneos".

Junto a los puestos fijos, estas patrullas móviles permitieron ampliar el espectro cubierto y realizar chequeos 'sorpresa' a quienes no fueron alcanzados. "Todos los controles son preventivos y nos permiten tener mayor presencia", acotó Hómola en diálogo con MDZ.

En ese sentido, el director de la policía vial destacó el aporte de los municipios en los patrullajes móviles: "Trabajamos en conjunto con los testeos de alcoholemia y la confección de actas de infracción, ya que previamente acordamos dónde íbamos a estar cada uno para no duplicar los recursos en los mismos sectores y tratar de abarcar la mayor cantidad de lugares posible. Tuvieron una actuación muy eficiente".

Por otro lado, Hómola resaltó que si bien la mayoría de los conductores alcoholizados fueron jóvenes, hubieron no pocos casos de adultos que no pasaron los testeos: "El grupo etario afectado fue desde los 18 hasta los 45 años, siendo este último caso el de una persona con 1.21 gramos de alcohol en sangre". En ese sentido, señaló que "este problema no solo se enfoca en la juventud, sino que abarca a todos sin importar la edad o la procedencia".

Aunque destacó que los resultados del operativo del último fin de semana reflejaron una "mayor conciencia en la gente", gracias a las campañas de prevención y la vigencia de la nueva legislación, Hómola consideró que en el futuro "tendríamos que poner más controles distribuidos en toda la provincia que permitirán bajar más el índice de positivos, porque la gente verá que hay mucho más eficiencia en la fiscalización".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?