MDZ en Dolores

Báez Sosa: se quebró Máximo Thomsen y contó su verdad

Uno de los acusados, el más comprometido, rompió en llanto esta tarde mientras escuchaba el testimonio de su madre y el de la madre de Blas Cinalli, otro de los imputados.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad lunes, 16 de enero de 2023 · 17:48 hs
Báez Sosa: se quebró Máximo Thomsen y contó su verdad

Máximo Thomsen, el joven de Zárate que está más comprometido como imputado por el crimen de Fernando Báez Sosa se quebró esta tarde por primera vez frente al Tribunal de Dolores y pidió declarar.

El joven comenzó a llorar con la declaración de María Paula Cinalli, madre de Blas Cinalli y tía de Luciano y Ciro Pertossi, y su llanto creció cuando escuchó el testimonio de su madre.

Sobre Blas, su hijo, María Paula contó que al momento del homicidio "estaba terminando quinto año", que "había repetido un par de veces" y que "jugaba al rugby". Lo describió como "amiguero", con "varios grupos" y calificó lo que pasó como "una desgracia muy grande".

"No quiero ni pensar lo que habrán pasado los papás de este chico. También lo sentimos y lo sufrimos mucho", dijo Paula Cinalli, que padeció un tumor a raíz del que perdió un oído y la vista de un ojo. "Blas fue una gran compañía durante mi proceso", agregó.

Paula Cinalli insistió en que lo que sucedió "fue una desgracia muy grande" y reflexionó: "No quiero no pensar lo que deben haber sufrido los padres de este joven". 

Además, la mujer denunció haber sido víctima de "ataques personales y familiares a partir de un show mediático".

Rosalia Zárate, mamá de Máximo Thomsen, declaró quebrada y contó sobre su hijo que "entrenaba" , "trabajaba en la barra de un boliche" y que "vendió el equipo de música para irse de vacaciones". 

Zárate conmovió a la sala con su historia: "Me enfermé. No tenía obra social. Tenia cancér y si no me operaba me moría. Desde que me operaron sigo en tratamiento con quimio y rayos. Lo único que hago es ir al médico o a ver a mi hijo", dijo interrumpida por su propio llanto. 
"Es una pesadilla", deslizó sobre el crimen de Fernando Báez Sosa y los tres años de su hijo en prisión.

La semana pasada, el primero de los acusados en pedir la palabra y fisurar el pacto de silencio fue Luciano Pertossi, quien de manera intempestiva pidió autorización al tribunal para hablar y asegurar que él no aparecía en uno de los videos de aquella fatídica noche. 

Archivado en