Detuvieron a los organizadores de una fiesta clandestina

Detuvieron a los organizadores de una fiesta clandestina

Por disposición de la fiscal, se procedió a la identificación de los asistentes y la aprehensión del propietario, y al secuestro de siete motocicletas.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La policía de Santiago del Estero intensificó los controles tras las nuevas medidas de restricción y detectó esta madrugada cuatro fiestas clandestinas, donde se detuvo a los organizadores y dueños de las viviendas, y se secuestraron bebidas, vehículos y equipos de música, informaron fuentes provinciales.

Según detalló la División Prevención y Protección Contra el Alcoholismo, todos estos procedimientos se enmarcan en la violación del artículo 205 del Código Penal Argentino, del decreto Nacional 235/21 y Provincial 628/21, que establecer prohibiciones y restricciones por el contexto de la pandemia de coronavirus.

De esta manera, la policía santiagueña recordó que es necesario que la población entienda que "en virtud de la lucha contra la propagación del virus Covid-19, se encuentran prohibidas las reuniones sociales en domicilios particulares".

En ese sentido, las fuentes detallaron que una de las reuniones detectadas se llevaba a cabo en un domicilio de calle Garibaldi, en el barrio Ramón Carrillo, de la capital provincial, donde lograron identificar a doce asistentes, mientras que otros se dieron a la fuga.

Por disposición de la fiscal, se procedió a la identificación de los asistentes y la aprehensión del propietario, y al secuestro de siete motocicletas.

Asimismo, se informó que otro de los eventos fue detectado en una finca ubicada en la localidad de Media Flor, departamento Banda, donde nueve personas mayores de edad fueron aprehendidas y trasladadas a Comisaria Comunitaria Nº 12, donde quedaron en calidad de secuestro cuatro motocicletas y dos automóviles.

En tanto, en el norte de ciudad capital, en el barrio Aeropuerto, se detectó un encuentro donde 10 personas se encontraban reunidas y consumían bebidas alcohólicas.

Al notar la presencia policial, se dieron a la fuga, mientras que fue aprehendido el propietario del domicilio, quien por disposición de la fiscal de turno fue trasladado a Comisaría Comunitaria Nº 49.

Finalmente, en el barrio Misky Mayu, de la ciudad de La Banda, la policía desarticuló una fiesta de la que participaban once jóvenes, entre ellos dos menores de edad, quienes consumían bebidas alcohólicas y escuchaban música en alto volumen.

En este caso, también se procedió al secuestro de los equipos de sonido, una guitarra criolla y se demoró a los ocho invitados mayores de edad, en tanto la propietaria del lugar fue aprehendida, todos trasladados a base de Comisaria Comunitaria Nº 12, donde los menores fueron restituidos a sus progenitores.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?