5 cosas que no sabías de los dálmatas: ¿es cierto que no ladran?

5 cosas que no sabías de los dálmatas: ¿es cierto que no ladran?

Se dice que el origen de estos perros se remite a Dalmacia, una región que en la actualidad se encuentra en Croacia.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Sin lugar a dudas, la de los dálmatas es una de las razas de perros más singulares que existen. Su buena educación, su carácter hogareño y la gran relación que suelen tener con los chicos son algunas de sus mayores virtudes como mascotas. En esta oportunidad, compartimos 5 datos que quizás no sabías acerca de ellos.

¿Se ríen? ¿Es cierto que no ladran? A continuación, todos los detalles.

Fuente: bekiamascotas.com

5 curiosidades acerca de los dálmatas

1. Sus manchas

Es difícil comenzar este listado sin hacer mención del que quizás sea el máximo rasgo distintivo de esta raza canina. Los dálmatas son sinónimo de manchas, y esta asociación se debe al particular pelaje que poseen.

Cuando nacen, estos perros son completamente blancos, y recién después de las primeras semanas de vida empiezan a mostrar las famosas manchas negras, que en algunos casos hasta pueden ser marrones.

Además, durante el transcurso de sus vidas pueden aparecer manchas nuevas, y las ya existentes pueden ir cambiando su tamaño.

Por último, también hay que decir que los dálmatas suelen perder mucho pelo. Por este motivo, se recomienda un cepillado casi diario y cuidados especiales a la hora de bañarlos.



2 - Son débiles contra las enfermedades

Uno de los aspectos negativos que tiene esta raza de perros es que presentan un sistema inmunológico un tanto débil. Esto los expone a un mayor riesgo de padecer enfermedades.

Algunas de las más comunes son los cálculos renales e infecciones del tracto urinario. Como si fuese poco, también suelen padecer de enfermedades hereditarias como la sordera.

Fuente: iStock (a través de yoamoalasmascotas.com)

3 – Carácter hiperactivo.

Si eres de los que gustan no estar tan en movimiento, o pasas mucho tiempo fuera de casa y cuando llegas estás tan cansado que no tienes ganas de salir a pasear, entonces lo recomendable es que ni pienses en tener un dálmata.

El carácter hiperactivo que poseen se debe en parte a su propia personalidad y también a su físico. Si bien no son de gran tamaño, su cuerpo es robusto y musculoso. Además, de por sí tienen mucha energía y necesitan de estar en movimiento para descargarla.

 

4 – Ladran poco

Los novatos que tienen un dálmata por primera vez muchas veces se preguntan si estos perros tienen algún problema y si realmente ladran alguna vez.

Esto se debe a que la raza se caracteriza por tener un ladrido por demás escueto y preciso. Es más, en algunos casos los cachorros no emiten su primer ladrido hasta tener varios meses de vida.

Eso sí, cuando ladran hay que prestar atención, porque casi siempre lo hacen para comunicar algo importante. Ni hablar de cuando se encuentran con algo o alguien que les resulta amenazante: los dálmatas tienen un temperamento y una personalidad muy fuerte y así lo hacen saber.

5 – Sonríen


A veces da la impresión de que los dálmatas sonríen y en gran parte así sucede. A diferencia de otras razas, estos perros cuentan con 10 músculos complementarios en su zona facial, lo que permite que puedan tener una expresión única e irrepetible.
 

Fuente: Wag!

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?