La durísima denuncia de un médico del Pami: "Nos mandan a morir"

La durísima denuncia de un médico del Pami: "Nos mandan a morir"

Un experimentado médico rosarino decidió filmarse para contar sobre las condiciones de trabajo en las que se desempeña, según él, gran parte del personal de la salud y los riesgos ante el Covid-19. "No se entregan materiales. Yo tengo una familia que me espera, gente que me quiere", explicó.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Daniel Mettifogo es un médico que trabaja hace 21 años en el policlínico Pami II de la zona norte de Rosario y este viernes, a través de un video que se viralizó entre sus colegas, denunció que el Gobierno no les provee de los elementos adecuados para protegerse del coronavirus y aseguró que "están mandando a morir a la gente", en referencia a los profesionales de la salud.

"Nunca me quejé, me enfrenté a todo, pero ahora hay algo que puede quitarme la vida a mí y a todas las personas que están acá", dijo el médico en el video donde admás ofreció su número de matrícula, de documento de identidad y de legajo, para dar veracidad a su denuncia.

En el registro se lo ve denunciando las condiciones en las que trabaja junto a sus compañeros. Muestra una pequeña habitación donde descansan los médicos de guardia, donde se observan seis camas cuchetas, lo que para Mettifogo impide guardar las distancias recomendadas para evitar el contagio de Covid, además el policlínico está desde hace dos años en obras.

Además, muestra un baño pequeño en el que ni siquiera cuentan con una ducha para higienizarse antes de regresar a su domicilio y algunos elementos -una máscara plástica y un barbijo común- con el que están atendiendo. La idea, explica, es mostrarse a la gente "por qué hay tanta cantidad de gente (contagiada) entre nuestras filas".

"Cuando ustedes se preguntan por qué tanto médicos, enfermeros o mucamos y tantas personas que están en la salud están en estas condiciones es porque no se entregan materiales", reclamó en el video Mettifogo.

En distintos pasajes del video carga contra las autoridades políticas y contra los sindicatos. Dice no perseguir ningún otro interés que alertar sobre la situación por él, por sus colegas, por su familia, por sus amigos y "para que todo el mundo sepa que en este lugar están mandando a morir a la gente".

Un registro presentado por el Ministerio de Salud indica que el 14 por ciento de los infectados en Argentina pertenecen al personal sanitario, sólo por detrás de España (17%) y al mismo nivel que Uruguay. La Organización Mundial de la Salud advirtió sobre esta problemática cuando el promedio mundial alcanzaba el 10 por ciento.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?