Vecinos de la Quinta denuncian a restaurante por contaminar con cenizas

Vecinos de la Quinta denuncian a restaurante por contaminar con cenizas

Desde hace tres años, habitantes de un complejo habitacional situado en calles Juan B. Justo y Tiburcio Benegas se quejan ante el municipio capitalino por la presencia de una enorme chimenea instalada en un conocido restaurante de la zona, que emana elevadas cantidades de humo y hollín, que junto a la generación de ruidos molestos y la acumulación de residuos provocan contaminación y afectan su calidad de vida.

Vecinos de la Quinta Sección capitalina vienen denunciando desde hace tres años la presencia de una enorme chimenea instalada en un conocido restaurante de la zona, que emana elevadas cantidades de humo y hollín, que junto a la generación de ruidos molestos y la acumulación de residuos provocan contaminación y afectan su calidad de vida.

La denuncia es impulsada por un grupo de vecinos contra el restaurante ubicado en calles Juan B. Justo y Tiburcio Benegas, en la cual se les exige a los propietarios del local la remoción de la chimenea y el cese de cualquier tipo de contaminación. MDZ se comunicó con personal del local, pero no aportaron información sobre la situación. 

VECINOS DE LA QUINTA SECCIóN DENUNCIAN A UN RESTAURANTE POR CONTAMINACIÓN

Los inconvenientes comenzaron a mediados de 2016, cuando se instaló en la parte trasera del local comercial una parrilla de cocinar con una chimenea de más de 5 metros de altura, a escasos metros de una medianera que colinda con un complejo habitacional. Desde entonces, aseguran los vecinos, el artefacto emana periódicamente una intensa columna de humo que genera cenizas y olores combinados con la quema de leña y la cocción de alimentos.

“Es así que la emisión de humo, cenizas y olores a las que nos somete es continua: desde las 10 horas de cada mañana hasta altas horas de la noche/madrugada del día siguiente”, protestaron los vecinos en una nota enviada al municipio en septiembre del 2016.

Un informe realizado por la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia, fechado en enero de 2017, constata que la chimenea instalada por el restaurante “es de carácter industrial, no cumpliendo con lo establecido para este tipo de zona con lo establecido por el Código de Edificación de la Ciudad de Mendoza”.

plantas con cenizas

Además los habitantes del lugar denunciaron que “de forma constante se padecen todo tipo de ruidos molestos” provenientes del restaurante, como “voces altisonantes y carcajadas de comensales, gritos de los mozos y ruidos” diversos. A ello suman la presencia de un depósito en el patio trasero del local donde se acumulan residuos alimenticios y grandes cantidades de leña, siendo que “hay un riesgo cierto y peligroso de una fácil combustión” que puede traer “consecuencias gravísimas”.

Pese a las innumerables gestiones ante diversas oficinas de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza y la apertura de varios expedientes, los vecinos señalan que la situación sigue grave y genera más tensión con los propietarios del local.De hecho, una vecina registró hace pocos días una enorme llamarada en la cima de la chimenea.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?