Video: el momento desopilante y emocionante que se vivió en una cantina

Video: el momento desopilante y emocionante que se vivió en una cantina

El tiempo de pandemia, entre miedos y preocupaciones económicas nos tiene apagados, distantes y bajoneados. Valoramos muchísimo cuando podemos reunirnos con afectos. Es por eso que este momento sorpresivo que se vivió en la cantina "La Gloria" de Chacras de Coria es una caricia. No te lo pierdas.

Federico Croce

Federico Croce

Una cantina/espacio/restó desde hace unos meses se hace notar en Chacras de Coria, y es La Gloria. Los chacrenses, habitantes arraigados a su pueblo si los hay, ya lo abrazaron y son muchos los "no chacrenses" que también pasan por ahí a disfrutar de las cosas ricas que hay para degustar, las otras cosas ricas que hay para beber... o simplemente para tentarse con algo de la tienda.

Fede y José, los anfitriones.

Lo cierto es que José Bahamonde y Federico Ziegler, además de ser amigos, dueños, anfitriones y cocineros; son grandes cultores de la amistad y las tertulias, entonces promueven desde siempre espacios y momentos en donde las buenas charlas, los encuentros y las expresiones puedan soltarse libremente. Eso sucedió hace unos días, cuando el genial artista plástico Osvaldo Chiavazza y el músico Javier Segura sorprendieron a quienes comían y charlaban con un momento que al principio pareció desopilante, pero luego fue en un punto emocionante, y que hizo que el lugar prorrumpiera en aplausos. Cantaron para todos "O sole mío".

"O sole mio" -que significa "Mi sol"- es una canción que nación en Nápoles en el año 1898. La escribió Giovanni Capurro, y la música es de Eduardo di Capua.

Si bien la canción nació escrita en napolitano, ha sido traducida a distintos idiomas alrededor del mundo y la han interpretado miles de artistas, profesionales y amateurs. ¿Algunos de los más importantes? Los líricos, como Enrico Caruso, Beniamino Gigli, Giovanni Martinelli, Aureliano Pertile, Tito Schipa, Giuseppe Di Stefano, Mario del Monaco, Mario Lanza, Alfredo Kraus, Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y José Carreras.

Sin embargo rockstars también la hicieron suya: Gianna Nannini, Elvis Presley, Bryan Adams, Adrián Barilari y Andy Bell de Erasure son algunos de ellos. La versión que hizo Elvis y que se llamó "It's now or never" tiene un récord:​ es la más vendida del tema con una cifra estimativa de más de 20 millones de copias. 

"¡Qué bella cosa es una jornada de sol! Un aire sereno después de la tempestad, por el aire fresco parece ya una fiesta. ¡Qué bella cosa una jornada de sol!", dicen las primeras estrofas de esta hermosísimo tema, que además de transmitir alegría y entusiasmo emociona a quienes tienen padres, abuelos o bisabuelos italianos, despertando en la sangre algo que no se sabe bien que es, pero que seguramente tiene que ver con esas vidas arriesgadas, llenas de pasión, sueños, arrojo y esfuerzo de los inmigrantes que nos engendraron y que corren por el torrente que va por nuestras venas.

En Mendoza, y bajo un hermoso sol de otoño en la cantina La Gloria, se cantó una vez más, y MDZ Sociales rescató ese momento para compartirlo con sus lectores. Vivimos momentos raros y duros en donde hemos tenido que soportar encierros y lejanías... y por eso aplaudimos a estos "locos" como Chiavazza y Segura que, con protocolos y de lejos, les salió cantarle a la gente, sorprenderla, y hacerla sonreír.

Lo compartimos porque además, era un día de sol, y mientras ellos cantaban, la gente se miraba, primero extrañada y después contenta. Viviendo un momento amoroso. Porque además de ver a los artistas y su performance, nos pusimos a mirar a la gente... y nos dimos cuenta de que se cumplía lo que quien escribió la canción quiso: algunos eran pareja, otros eran amigos, otros padres e hijos... pero los que se miraban reconocían al amor en el rostro bañado por el sol del ser querido. 

Mirá el video: 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?