¿Un guiño hacia la Argentina? La sesión de fotos de la familia real holandesa

¿Un guiño hacia la Argentina? La sesión de fotos de la familia real holandesa

El momento tuvo lugar en el jardín de Paleis Huis ten Bosch y participaron el rey Willem-Alexander, la reina Máxima, Amalia -quien es la princesa de Orange-, la princesa Alexia y la princesa Ariane. ¿Cuál fue el guiño por el cual trascendieron las imágenes en nuestro país?

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Un momento que los habitantes de los Países Bajos esperan como tradición es el de la sesión de fotos anual de la familia real, y en este caso, por la situación mundial por todos conocida, se realizó de manera muy diferente a lo habitual. Al aire libre, el rey Willem-Alexander, la reina Máxima, la princesa de Orange, la princesa Alexia y la princesa Ariane posaron y cumplieron con el rito.

Se trata de la sesión anual de fotos de la familia real, y esta vez las poses y tomas se realizaron en el jardín del Paleis Huis ten Bosch, en un día nublado pero con muy buena energía por parte de los royalties.

La familia claramente combinó sus atuendos para la producción fotográfica, con todos los miembros en tonos de celeste y blanco. Muchos integrantes de la prensa holandesa coincidieron en que, una vez más, el guiño fue en homenaje a los orígenes argentinos de la reina Máxima, adorada por el pueblo neerlandés. 

Debido a las medidas que la corona ha tomado por la situación de pandemia, la sesión de fotos tuvo un carácter diferente y el número de fotógrafos admitidos fue menor que en años anteriores. Esto, según explicó el rey mismo, fue decidido para controlar mejor las reglas de distancia. La familia posó durante mucho tiempo frente a las cámaras; y los periodistas presentes registraron momentos entrañables entre Willem-Alexander y su hija Amalia, por ejemplo, casi tan alta en tacones como el rey.

Los últimos meses han sido especiales para la familia real. "Nunca he estado en casa tanto como estos últimos meses", dijo el rey. "Eso fue muy valioso para la familia, realmente tuvimos tiempo el uno para el otro. Creo que recordaremos esto más adelante como un momento al que nos gustaría volver, pero sin el coronavirus".

Las princesas aún no han podido abrazar a su abuela, la ex Reina Beatriz, debido a la regla de 1,5 metros. Willem-Alexander dijo que visitaba a su madre regularmente en el castillo Drakensteyn en Lage Vuursche. "Ella tiene un gran jardín, donde puede caminar mucho y estar en paz", comentó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?