Para imitar: mirá lo que hacen en este colegio para paliar la crisis de muchas familias

Para imitar: mirá lo que hacen en este colegio para paliar la crisis de muchas familias

Se trata de una iniciativa de la comunidad educativa del Colegio San Luis Gonzaga, ubicado en la Ciudad de Mendoza. Alrededor de 40 papás y mamás emprendedores podrán dar a conocer su expertise y lo que hacen, y vos podés ser parte. En la nota te cuento los detalles.

Federico Croce

Federico Croce

Son muchas las familias mendocinas que la están pasando mal, y la mayoría de las veces la posibilidad de salir adelante o de obtener un respiro no depende solo del tesón y el esfuerzo personal; sino también de las posibilidades que el entorno brinda y las manos fraternas que se tienden.

La escuela, la educación escolar, que para algunos han estado ausente este año; en realidad ha estado presente con un gran esfuerzo de muchos docentes, papás y mamás que han tenido un desafío arduo. Entiendo que ha sido agotador "educar en casa". Entiendo las dificultades que se han vivido. Pero los problemas y las crisis que esta pandemia han instaurado han dado paso a un sinnúmero de actitudes de compromiso, de esfuerzo y de cariño de muchos integrantes de diferentes comunidades educativas de las cuáles he sido testigo como periodista. Historias de maestros que no han conocido de horarios, de profesores angustiados por sus alumnos sin recursos tecnológicos para el "home schooling", de directivos haciendo colectas de celulares o tablets para que aunque sea puedan prestárselos a los chicos, de otros tantos que también hacen colectas pero de comida -porque sus alumnos iban a la escuela para asegurarse un plato diario-, de docentes que han hecho decenas de kilómetros para repartir unas fotocopias, y de educadores preocupados por el desmoronamiento económico de muchas familias de su comunidad.   

Es que la escuela y muchos docentes este año, por lo menos para mí, además de la formación académica y cognitiva para capacitar a los alumnos en cuestión, hicieron hincapié en algo que ha sido fundamental en este tiempo de desasosiego: han sido miembros activos en el apuntalamiento de los valores, en el sostenimiento del espíritu, y hasta en la ayuda material, creatividad mediante. Repito: los tiempos del coronavirus me han mostrado que muchos docentes tienen bien en claro que hay que educar a personas completas, no simplemente en lo intelectual, sino también en lo personal, en lo cívico, en lo social.

Como ejemplo cuento lo que va a pasar este fin de semana; porque es muy lindo cuando una comunidad, en este caso educativa, no mira hacia el costado sino que se compromete con la realidad de sus integrantes y, en forma mancomunada, poniendo esfuerzo, inventiva, los recursos que se tengan y buena disposición; posibilita que una familia afectada por el frío de la crisis económica, sienta un "rayito de sol" que calienta su situación y los ilumina un poco para aliviarlos. 

Colegio San Luis Gonzaga.

El Colegio San Luis Gonzaga, el que está ubicado en pleno centro, en Colón y 9 de Julio de nuestra Ciudad, tiene un campo de deportes en Guaymallén. Allí, hoy sábado 10, mañana domingo 11 y el lunes 12 de octubre habrá una feria de 10 a 18 hs. en donde unos 40 microemprendedores que son papás y mamás de esa institución y que su economía familiar ha sido vulnerada fuertemente en este último tiempo van a poder mostrar lo que hacen, darse a conocer, ofrecer sus productos y servicios. Habrá ropa, habrá dulces, habrá artesanías y productos regionales. Habrá vinos, juguetes y conservas. Habrá muchas cosas más, pero lo reconfortante es que habrá entusiasmo, habrá buena energía, habrá ganas de salir adelante y la posibilidad de un alivio económico

Vengo de familia de maestras, y siempre tuve en claro que la escuela es una institución social y dinámica, que no puede estar ajena a su entorno ni a la actualidad. No es un edificio, es una comunidad educativa y la conforman los docentes, los alumnos y sus familias. Es fundamental que la escuela se comprometa con las realidades de todos sus integrantes, y no con las de algunos.

Así que ya sabés: estás invitado. Es en San Francisco del Monte, en la calle Azcuénaga s/n. Si ponés en Google Maps "Campo de deportes Escuela San Luis Gonzaga, Mendoza", te guía perfecto. Para darte una vuelta tenés que llevar aceite o leche en polvo, porque esos productos van a ser donados a abuelitos del Barrio San Martín.

No es nada extraordinario. No es ninguna proeza. Me dieron ganas de contártelo, lector, porque cuando las instituciones tienen los pies sobre la tierra, entienden la realidad de quienes las componen, y sus integrantes se comprometen entre sí, funcionan como se debe

Y, hay que decirlo, me dieron ganas de contártelo también porque es una buena iniciativa para imitar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?