FMI

El FMI posterga hasta las elecciones la última ayuda a Argentina

Tras las reunión de ayer, se acordó el esquema de revisión de metas. Pero esperarían a las elecciones para evaluar con quien resulte electo cómo seguir. 

Redacción MDZ

Macri en Estados Unidos

El Presidente Mauricio Macri y su equipo económico se reunieron en Estados Unidos con las autoridades del Fondo Monetario Internacional y acordaron avanzar en el plan de revisión de metas, trabajo que tendrá varias etapas y un punto clave a partir del 14 de octubre, día en que comenzarán a analizar los datos de la economía argentina “pos crisis”, es decir en el tercer trimestre.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, adelantó que la reunión del 14 de octubre, dos semanas antes de la elecciones, será clave para destrabar el desembolso de US$ 5.400 millones comprometidos por el organismo. "Hemos cumplido con las metas monetarias fiscales, eso es lo que le compete a la Argentina. Hicimos nuestra exposición y quedamos en seguir trabajando", dijo Lacunza.

El ministro calificó como "buena" la reunión y adelantó que, junto a las autoridades del Fondo "vamos a trabajar en la semana del 14 de octubre que viajará una misión argentina a Washington".

Argentina busca destrabar así el giro de US$ 5.400 millones comprometido por el organismo, como parte de su programa financiero por unos US$ 54.700 millones aprobados en septiembre del año pasado.

A pesar de la cordialidad de la reunión, en el encuentro quedó claro, tal como reflejan los medios nacionales, que el FMI esperará las elecciones y las señales políticas que ocurran en Argentina en ese contexto para negociar el acuerdo y el desembolso.

Qué piensa Alberto

Alberto Fernández estuvo en Mendoza y apuntó a lo mismo, asegurando que “los organismos internacionales (como el FMI) esperan las elecciones” para renegociar un acuerdo debido a que consideran, según Fernández, que Macri ya no tiene el poder político necesario.

Lacunza había asegurado que "hubo un avance como parte de una serie de conversaciones. Fue una buena reunión, con David Lipton y con Alejandro Werner. El Presidente (Mauricio) Macri pasó al final de la reunión, unos 10 minutos, para expresarle la posición argentina, de que cumplió con todos los compromisos de meta fiscal y monetaria, y eso quedo claro".

Por su parte, Lipton, manifestó tras la reunión su intención de continuar colaborando con el Gobierno argentino y ayudarlo "a responder a la difícil situación y los tiempos desafiantes que se avecinan".

"Nuestro diálogo y estrecha colaboración con las autoridades argentinas continuará con las reuniones técnicas que tomarán lugar esta semana y antes de las reuniones anuales", dijo Lipton a través de un comunicado.

Lacunza y Sandleris tienen previsto volverse a reunir mañana con los representantes del FMI, en Washignton, donde concurrirán a un acto por la creación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Lipton aseguró hoy que "nuestro diálogo (del FMI) y estrecha colaboración con las autoridades argentinas continuará con las reuniones técnicas que tomarán lugar esta semana y antes de las reuniones anuales".

Lacunza llevó a la reunión los números que considera positivos: el superávit de $ 13.000 millones de las cuentas del Estado en agosto, la decisión del Banco Central de dejar atrás el equilibrio en la Base Monetaria, por lo menos por septiembre y octubre, y el envío al Congreso del proyecto para "reperfilar" los pagos de la deuda emitida bajo legislación local que suman US$ 32.000 millones.

El ministro habló ayer en el Consulado argentino en Nueva York con inversores extranjeros con vista al reprogramar el pago de los títulos emitidos bajo legislación internacional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?