El curioso operativo clamor para que Parés llegue al Tribunal de Cuentas

Es una persona de extrema confianza del gobernador y presidirá el órgano de control que debe revisar sus cuentas. Pese a ello, desde la oposición lo respaldan y solo obtuvo adhesiones de cara a la audiencia pública que se realizará el miércoles. La aprobación de su pliego en el Senado está asegurado.

Avatar del Mariano Bustos

Mariano Bustos

Asamblea Legislativa izada de bandera

ALF PONCE / MDZ

El Tribunal de Cuentas es un órgano de control contemplado en la Constitución provincial de 1916. Los cerebros que plantaron los cimientos de las instituciones provinciales establecieron en el artículo 181 de la carta magna la necesidad de contar con un Tribunal de Cuentas con "poder bastante para aprobar o desaprobar la percepción e inversión de caudales públicos hechas por todos los funcionarios, empleados y administradores de la Provincia". En 1932, 16 años después, se sancionó la ley 1003 mediante la cual se organizó este órgano y estableció su integración.

"El Tribunal de Cuentas se compondrá de un Presidente y cuatro Vocales. El Presidente será abogado y deberá reunir las condiciones que se requieren para ser miembro de la Suprema Corte. Los Vocales deberán ser Contadores Públicos de la matrícula, con diez años de ejercicio profesional como mínimo", establece el artículo 2 de la normativa. Para 2007 personas, incluido el gobernador, la persona indicada para presidir el órgano de control es el diputado provincial Néstor Parés.

El presidente de la Cámara de Diputados, que durante los últimos cuatro años se dedicó a negociar con la oposición en nombre de Alfredo Cornejo, está a un paso de ser designado al frente del Tribunal de Cuentas. Su tarea, según la misma ley, será examinar, aprobar y desaprobar todas las cuentas referentes a la percepción e inversión de caudales públicos. Incluidas las llevadas adelante durante el gobierno del propio Cornejo.

La cercanía y la confianza que existe entre Parés y Cornejo parece no haber despertado objeciones a la hora de evaluar su capacidad de desempeñarse como presidente del órgano extrapoder. De cara a la audiencia pública, que se realizará el próximo miércoles, se presentaron 2.007 adhesiones y ninguna impugnación. Cero. Nadie considera inadecuado que un alfil del radicalismo se siente en ese asiento. Ni siquiera en el peronismo o en la izquierda.

El pliego del cornejista se encamina a pasar sin sobresaltos el filtro del Senado para quedar a cargo del tribunal que tiene como misión "satisfacer la necesidad de la comunidad en materia de control de la actividad financiero-patrimonial del Estado provincial y municipal, para asegurar su transparencia y prevenir actos de corrupción".

"Les pido que no pongan en duda y confíen en mi palabra", señaló Parés a MDZ luego de ser propuesto por el gobernador para suceder en la presidencia del Tribunal de Cuentas a Carlos Salvador Farruggia.

Uno de los primeros en salir a respaldarlo públicamente fue el senador provincial Adolfo Bermejo. "Es una persona idónea y con capacidad para ocupar el cargo", sostuvo el exsenador nacional. No hay nada en su contra y si Suarez (Rodolfo) decide avanzar con esa postulación, estaremos acompañando seguramente", adelantó.

A sus declaraciones ahora se suma la presentación de 2007 avales y ninguna impugnación, por lo que el camino de Parés parece allanado para una rápida aprobación. Sobre todo teniendo en cuenta que el oficialismo cuenta con mayoría en la Cámara Alta por lo que no deberían existir sobresaltos a la hora de pasar el filtro.

Curiosamente, a diferencia de otras designaciones sensibles impulsadas por Cornejo -como la de Dalmiro Garay en la Suprema Corte- el pliego de Parés no ha encontrado resistencia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?