CFK rompió el silencio para referirse al caso del jubilado asesinado a golpes

CFK rompió el silencio para referirse al caso del jubilado asesinado a golpes

La expresidenta usó su cuenta de Twitter para manifestar su indignación con lo ocurrido en un supermercado del barrio porteño de San Telmo, en donde un custodio y un empleado golpearon a un hombre que había robado mercadería y le provocaron la muerte. 

En el marco de la campaña electoral de cara a las elecciones presidenciales de octubre, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner rompió varios días de silencio para referirse al caso del hombre de 68 años que fue asesinado a golpes por un custodio y un empleado de un supermercado en el que había robado mercadería.

"Vicente Ferrer tenía 68 años y había robado medio litro de aceite, medio kilo de queso y dos chocolatines en el Copto de San Telmo. La seguridad privada de Coto lo mató a golpes por comida. ¡Dios mío! Cuanta maldad. Cuanta crueldad. Es demasiado", escribió la exmandataria en su cuenta de Twitter.

El caso al que se refirió la expresidenta generó conmoción en las últimas horas cuando trascendieron los detalles de lo ocurrido el viernes pasado en el barrio porteño de San Telmo.

El incidente se registró a unos 60 metros del supermercado Coto ubicado sobre avenida Brasil al 500. Agentes de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires fueron hasta el lugar a raíz de un llamado al 911 que alertaba acerca de un hombre detenido por particulares.

Al llegar, los policías encontraron al hombre -que identificaron como Vicente Luis Ferrer (68)- retenido por un custodio de seguridad y por un empleado de Coto, quienes les manifestaron que esa persona había robado del local dos chocolates de 170 gramos cada uno; un queso fresco de medio kilo; y una botella de vidrio de aceite de oliva extra virgen de 500 mililitros, por lo que procedieron a reducirlo y detenerlo.

Mientras los oficiales realizaban las actuaciones correspondientes, Ferrer perdió el conocimiento, por lo que de inmediato solicitaron la presencia de una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME).

En tanto, la empleada de una panadería ubicada en las inmediaciones del lugar le relató a los policías que el hombre, antes de ser reducido, le arrojó la botella de aceite de vidrio a uno de los custodios, ante lo cual ambos comenzaron a golpearlo.

Por su parte, ante la demora de la ambulancia del SAME y los reiterados reclamos al 911, los agentes comenzaron a practicarle a Ferrer maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP).

Una vez que llegó la ambulancia, la víctima fue trasladada al hospital Argerich del barrio porteño de La Boca, donde a las 19.45 se constató su fallecimiento.

Fuentes judiciales informaron que, de acuerdo al informe preliminar de la autopsia, Ferrer murió debido a una hemorragia cerebral.

Intervino en la causa el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 33, a cargo de Darío Bonanno, quien ordenó la detención de los implicados en el hecho, identificados como Gabriel Alejandro De la Rosa y Ramón Serafín Chávez, por el delito de homicidio.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?