El proyecto de Anabel Fernández Sagasti para apartar jueces que levanta sospechas en la UCR

El proyecto de Anabel Fernández Sagasti para apartar jueces que levanta sospechas en la UCR

La senadora nacional kirchnerista impulsa una iniciativa para recusar jueces por no tener perspectiva de género o por utilizar discursos de odio. Desde el radicalismo cuestionaron que la propuesta apunta a "blindar" judicialmente a la vicepresidenta.

MDZ Política

MDZ Política

La senadora nacional del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, impulsa un proyecto de ley para recusar jueces por no tener perspectiva de género o por utilizar discursos de odio. La iniciativa obtuvo dictamen favorable en comisión y cuenta con el respaldo del oficialismo. Sin embargo, la UCR mendocina ya esgrimió las primeras objeciones y remarcaron que es una maniobra para “blindar” judicialmente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La Comisión de Justicia y Asuntos Penales se reunió este martes y sacó un dictamen favorable para proyecto que busca modificar distintas leyes respecto de la inhibición, recusación y excusación de jueces en caso de tener una posición contraria a la perspectiva de género o usar discursos y prácticas de odio. De esta manera, la iniciativa quedó en condiciones de ser tratada en el recinto del Senado para someterse a votación.

El proyecto elaborado por la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti posee tres artículos con modificatorias de los Códigos Procesal Penal Federal y Nacional, y la Ley de Protección Integral para Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. Y, asimismo, determina una nueva causal para la recusación de magistrados.

Establece que "un juez o jueza que no lleva adelante capacitación en perspectiva de género", como lo establece la Ley 27.499 o Ley Micaela, "se manifiesta públicamente en contra de la aplicación". Y extiende la causal a quienes hacen "uso de discursos y prácticas de odio y prejuicio", según enuncia el expediente.

“Este es un proyecto simple en el que todos deberíamos estar de acuerdo, porque todos sabemos cuáles son los procesos que vivimos las mujeres y la comunidad lgbtq+ cuando vamos a denunciar acoso, abuso sexual, maltrato, violaciones, etc”, explicó durante el debate de comisiones la legisladora kirchnerista.

Indicó que “claramente cualquier persona con sentido común diría estamos de acuerdo en que cuando sabemos que un juez o jueza tiene antecedentes de no ser empático con las denuncias y que en muchas ocasiones terminan en femicidios o en revictimización, es de sentido común que querramos sentirnos por lo menos que van a aplicar que van a aplicar las leyes de este Congreso nacional”.

“De la totalidad de las denuncias de casos de abuso solamente el 15% llega a una sentencia condenatoria. ¿Me van a decir que lo que estamos hablando es la agenda judicial de la vicepresidenta de la Nación o es la agenda de los argentinos y argentinas? ¿No nos merecemos discutir que los jueces apliquen la ley y se capaciten sobre perspectiva de género? Que cumplan con la Constitución, con las leyes, las convenciones internacionales que tiene Argentina. Que básicamente cumplan con la garantía de imparcialidad en juicio”, expresó Fernández Sagasti.

La oposición no participó del debate de la comisión y el bloque de Juntos por el Cambio todavía no ha fijado una postura respecto del proyecto. No obstante, la iniciativa ya recibió las primeras objeciones desde el radicalismo mendocino.

La presidenta provisional del Senado provincial, Natacha Eisenchlas, salió cuestionar la propuesta de Fernández Sagasti a través de Twitter y señaló que el trasfondo que oculta es la defensa de la vicepresidenta.

“Otra vez "los discursos de odio". El proyecto del kirchnerismo mendocino sobre la recusación de jueces es un disfraz que esconde la misma intención de siempre: controlar a la justicia y blindar a su jefa. ¿Quién y cómo se determina esta categoría? Es grave, cada vez más indefensos”, manifestó la senadora radical.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?