Surge una tercera fuerza que apunta a captar el voto de los indecisos e indignados

Surge una tercera fuerza que apunta a captar el voto de los indecisos e indignados

Es un frente integrado por el PD, la Coalición Cívica, el MendoExit, Ciudadanos por Mendoza, el Partido Verde y el Partido Federal. Todavía conservan la expectativa de que los lidere Omar De Marchi, que está negociando su continuidad dentro de Cambia Mendoza.

Marcelo Arce

Marcelo Arce

Mientras espera una definición política de Omar De Marchi que se producirá en las próximas horas, una tercera fuerza electoral apunta a ver la luz en Mendoza.

Se trata de un frente que estaría conformado en principio por el Partido Demócrata, el MendoExit, la Coalición Cívica, Ciudadanos  por Mendoza y el Partido Federal, con las caras visibles de Caros Balter y Gabriel Llano, Hugo Laricchia, Mario Vadillo, Marcelo Romano, Gustavo Gutiérrez, Emanuel Fugazzoto y Carlos Iannizzotto, entre las figuras más representativas.

El acuerdo se anunciaría en la previa de la presentación formal ante la Justicia de los frentes electorales y surgió luego de que gran parte de estos dirigentes con aspiraciones de competir en las próxima legislativa cayera en la cuenta de una realidad: cada uno por separado sumaba menos chances que si terminaban formando una coalición.

De perfil netamente antikirchnerista, el frente intentará sostener en la campaña una impronta mendocina y apostará a un objetivo electora de base que es capturar el voto de los indecisos, de aquellos que buscan salir de la grieta y que no encuentran ni en Cambia Mendoza, ni en el Frente de Todos una opción.

A la caza de indecisos e indignados

¿Existe ese caudal de indecisos que les permita, al menos, superar la barrera de los quince puntos? En una elección que sin dudas será polarizada, ese interrogante todavía no tiene una respuesta cierta. Encuestadores como Reale y Asociados sostienen que los indecisos no llegan al 20% en Mendoza, según la foto más actual. Aunque Elbio Rodríguez arriesga que son más: el exencuestador de Alfredo Cornejo es quien anticipa que en esta elección “nadie se come los chicos crudos” y que el nivel de indefinición electoral en la provincia alcanza al 30% de los votantes, al menos.

Tensiones internas en la tercera fuerza

Dos cuestiones restan definir en este espacio y que no son menores. Una de ellas es la expectativa que mantienen de que el PRO rompa su alianza dentro de Cambia Mendoza para que De Marchi finalmente sea la cabeza visible de la campaña, a través de la candidatura a senador nacional en primer término. Y la otra: las discusiones para llegar a un acuerdo no fueron sencillas y más de un vez en los últimos días la constitución de esta alianza estuvo a punto de naufragar.

Eso ocurre, entre otros motivos, por la insistencia de Romano y Vadillo de que la coalición debía ratificar como base su rechazo a la minería y eso, Laricchia, entre otros, no estaban dispuestos a sostenerlo. Pero también volvieron del recuerdo viejos enfrentamientos políticos y judiciales como el que hace un par de décadas mantuvieron Gutiérrez y Iannizzotto. El encono entre ambos sigue hasta ahora.

Si no es De Marchi ¿Será Iannizzotto la cara visible de la campaña? Si el Partido Federal acuerda, es muy probable que sí. Aunque todos tienen en claro que el cargo más codiciado en el armado de este sector no es el de candidato a senador nacional, sino el de diputado. 

Reloj de arena

Hace semanas, por no decir meses, que dirigentes como Romano vienen insistiendo con la alternativa del PRO, que en las últimas 24 horas comenzó a diluirse. Esto más allá de que el lujanino todavía no estampa su firma para ratificar que no romperá su alianza con el radicalismo. Este lunes, representantes el PRO y de la UCR ajustaron la negociación por los espacios dentro de las listas del oficialismo y no hay acuerdo todavía. Un arreglo está verde, pero apunta a madurar rápidamente ente martes y miércoles.

Romano dio una muestra de cómo lo están esperando a De Marchi a través de su cuenta de Twitter. El mensaje fue encriptado, pero llegó a destino. “Es tiempo para valientes. No para cómplices”, tuiteó, y subió la foto de un reloj de pulsera de una marca muy conocida. El punto no era el valor del reloj, sino a quien pertenecía esa muñeca que se veía en la foto. Era la de De Marchi.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?