El duro límite al que llegó la inflación en Mendoza y que preocupa a nivel nacional

El duro límite al que llegó la inflación en Mendoza y que preocupa a nivel nacional

La inflación anualizada en Mendoza llegó al 50%, un número que marca el descalabro económico en medio de la pandemia.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Es extraño. Hasta se celebra que la inflación sea "menos" del 4%. Sin embargo, la suba de precios ya desborda cualquier posibilidad de respuesta de la economía de las familias, las empresas y, en menor medida, del Estado. Sí, pues el que menos sufre la inflación es quien no hace nada para contenerla: los principales impuestos están atados al consumo y por lo tanto a los mismos precios que suben, por lo que la AFIP, por ejemplo, tendrá menos problemas que una familia. 

A nivel nacional, el "descenso" de la curva es más marcado que los distritos. En Mendoza en particular la inflación mensual fue más alta y llegó al 3,8%. Pero hay un límite al que llegó la suba de precios: la barrera del 50%. En la provincia la inflación anualizada llegó a ese tope, una barrera que genera shock incluso a nivel nacional. 

Lo que más subió es la indumentaria, pero el peso más grande lo tiene el rubro alimentos, justamente lo que más impacta para profundizar el drama social que vive la provincia. De hecho la "inflación de los pobres" es del 54% interanual en Mendoza. Así se toma porque las familiar con menos recursos económicos destinan una porción mayor de sus ingresos a comprar alimentos.

Un encarecimiento de esos rubros aumenta las dos canastas que se toman en cuenta para calcular la pobreza y la indigencia. Allí hay un dato llamativo. Según el propio Gobierno, a fin del año pasado en Mendoza bajó la indigencia, a pesar del aumento de los precios de los alimentos. Según la información oficial, el 4,8% de la población del Gran Mendoza está en esa situación, es decir que no tiene los recursos económicos necesarios para comprar los alimentos básicos. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?