Avellaneda va por la expropiación de los terrenos privados

Avellaneda va por la expropiación de los terrenos privados

El ministro de Vivienda y Hábitat de de la Nación, Jorge Ferraresi, impulsó en su distrito de origen, Avellaneda, el Registro de Propiedad de inmuebles baldíos por el cual se podrá expropiar terrenos o viviendas sin terminar. El proyecto fue aprobado al otro día que lo pidió el presidente.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

La Municipalidad de Avellaneda, en la Provincia de Buenos Aires, dispuso iniciar un censo para determinar los terrenos "improductivos" que tiene en su distrito y en el plazo de tres años iniciar la expropiación a pesar de que el propietario tenga al día el pago de todas las tasas e impuestos correspondientes.

En el Honorable Concejo Deliberante de esa localidad, que conduce políticamente el actual ministro de Vivienda y Hábitat, pero que está en uso de licencia como intendente, Jorge Ferraresi, como si le hubiera pasado letra al presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien el fin de semana pasado dijo que "debía analizarse la posibilidad de que el Estado se hiciera cargo de todos los terrenos improductivos del país", ahora, en su distrito, aparece esta ordenanza que roza lo inocuo. 

"No tiene sentido tener tierras improductivas cuando alguien está necesitando un terreno ni tiene sentido esperar a que algún familiar lo herede", dijo suelto de cuerpo el Presidente. Dos días después, Avellaneda dispuso de una ordenanza que propone exactamente eso, más allá que sus dueños tengan todos los papeles al día. 

El Concejo Deliberante ordenó que "será obligatorio para todos los titulares de los terrenos que se incluyan en el registro público de inmuebles baldíos, tienen la obligación de comenzar a construir o terminar la misma en el plazo de tres años corridos. Si eso no sucede, aumentará un 50% el costo de la tasa de servicios generales y al quinto año se declarará de utilidad pública y sujeto a expropiación por parte del municipio.

Según explicó el constitucionalista Pablo Manilli, "una ordenanza no puede tener carácter expropiatorio ni obligar a su propietario a realizar nada en su interior. Pero, igualmente, la Corte Suprema jamás se interpuso a ninguna actuación con respecto de las expropiaciones. Igualmente, para ser aplicadas, en este caso, necesitarían una ley provincial, por lo menos". 

Actualmente, Avellaneda es administrada por el interino ultra K, Alejo Chornobroff. Es muy poco probable que Ferraresi vuelva a la conducción municipal. 

Hace cinco años, Ariel Sujarchuk, en Escobar, creó un Banco de Tierras, pero para censar todos los terrenos que tengan deuda pendiente o ausencia directa de dueños producto de sucesiones no terminadas u otras causas. En el caso de Avellaneda, directamente, el municipio puede expropiar, existiese o no el dueño, esté en orden con el fisco o no. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?