Quienes son los verdaderos ideólogos de la "nueva cuarentena"

Quienes son los verdaderos ideólogos de la "nueva cuarentena"

Esta vez el arranque de las restricciones fue un lobby instalado desde el Ministerio de Salud bonaerense, a cargo de Daniel Gollan y Nicolás Kreplak. Ellos representan el modelo sanitario del kirchnerismo . Iban por más medidas más duras como reconoció Kicillof. Tienen el apoyo de Cristina y Máximo.

Beto Valdez

Beto Valdez

Hace un año el escenario era absolutamente diferente. Alberto Fernández estaba casi cero kilómetros, Cristina Fernández de Kirchner todavía mantenía cierta prescindencia en la gestión de gobierno y la implementación y puesta en marcha de la cuarentena surgió de la Casa Rosada, con la participación del ex ministro de Salud, Ginés González García y los médicos que empezaban a asesorar al presidente. Horacio Rodríguez Larreta apoyo desde el vamos en base a una buena relación que se iba gestando con Alberto.

En la actual coyuntura todo ha cambiado. Fernández se ha quedado sin poder, está peleado con el jefe de Gobierno porteño, la sociedad está agotada y el kirchnerismo ha logrado imponer su agenda en casi todas las áreas. Hay un bloque de poder en la provincia de Buenos Aires que integran Cristina, Máximo, Axel Kicillof, Sergio Massa y Wado De Pedro, casi un gobierno paralelo.

Por eso conviene tener en cuenta que esta vez los ideólogos de estas restricciones son Daniel Gollan y Nicolás Kreplak, ministro y vice de Salud de la provincia de Buenos Aires. Es decir: Cristina y Máximo Kirchner.  Los funcionarios bonaerenses fueron instalando la “imperiosa necesidad” de volver a cerrar actividades.

Desde hace semanas fueron condicionando a Carla Vizzotti, una ministra de Salud cada vez más debilitada y sin la autoridad suficiente como para erigirse en la responsable nacional del área. Golpeada por el vacunatorio VIP tampoco se ve respaldada por su jefe directo: Santiago Cafiero que ha decidido subordinarse al kirchnerismo, cuando en algún momento había soñado con ser el candidato del albertismo este año en la provincia de Buenos Aires. 

Mucho menos el presidente que viene debilitado por la ofensiva  K y le costó nada menos que despedir de la mala forma a su vieja amiga y socia Marcela Losardo del Ministerio de Justicia. Por eso frente la “nueva cuarentena”, que nadie sabe a ciencia cierta cómo se va a transitar y hasta cuándo, Fernández hace las veces de un mediador entre la intransigencia camporista y los cuestionamientos de la mayoría de los gobernadores, además del propio Rodríguez Larreta. De ahí que la redacción de la “letra chica” del DNU se haya transformado en una gran paritaria y no la decisión autónoma del jefe del Poder Ejecutivo.

Igual Gollan y Kreplak querían más. Apuntaban a un cierre al estilo del año pasado con escuelas y actividades esenciales. Lo reconoció hoy el gobernador Kicillof. También lideraron la vacunación militante para La Cámpora en distritos bonaerenses. Este dúo es el terror de los sindicatos y la medicina privada. Desde la ONG que conducen: Soberanía Sanitaria, impulsan entre otras cosas la estatización del sistema de salud. Amagaron en el verano con instalar esta polémica iniciativa. No pudieron. Pero la tienen carpeta. Además, tiene el Ok de la vicepresidenta. Así que esta nueva etapa de restricciones tiene impulso K en un escenario más complicado y un gobierno que parece que funciona desde la provincia de Buenos Aires. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?