Cornejo desautorizó a Alberto Fernández y puso en duda el acatamiento a las restricciones

Cornejo desautorizó a Alberto Fernández y puso en duda el acatamiento a las restricciones

El diputado nacional afirmó que el presidente ha perdido credibilidad y que eso puede afectar el acatamiento de la sociedad a las medidas que dispuso. "Es evidente que ahí tenemos el problema", subrayó.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Este viernes el diputado nacional Alfredo Cornejo puso en duda el acatamiento que tendrán las medidas dispuestas por el presidente Alberto Fernández. En concreto el legislador nacional afirmó que el mandatario ha perdido credibilidad y eso mella su autoridad al frente del Estado. Incluso, subrayó que es cada vez más claro que quienes realmente conducen el gobierno son el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

"Es muy evidente que (Axel) Kicillof y Cristina (Kirchner)  influyen más que los ministros en los lineamientos del gobierno", aseguró Cornejo. En este sentido, afirmó que ir a hablar con un ministro para pedirle algo puntual, como por ejemplo que no se sancione una ley de tolerancia cero que perjudica a la industria del vino, es prácticamente perder el tiempo.

"Los ministros están muy deteriorados en su credibilidad. La ministra de Salud dijo que para lo único que había que salir era a llevar a los chicos a las escuelas y el presidente anunció otra cosa. El ministro Trotta (Nicolás) a las 17 puso un tuit diciendo que de ninguna manera se cerraban las escuelas y el presidente horas después anunció otra cosa", puso como ejemplo sobre la decisión de Alberto Fernández de suspender dos semanas las clases presenciales.

"Es evidente que ahí es donde tenemos el problema. Una crisis de credibilidad es muy importante porque la credibilidad y la autoridad son claves para vivir en sociedad. La autoridad no la da solo el cargo que se ostenta, la da la credibilidad que se tiene. El presidente va perdiendo credibilidad por estas incoherencias", advirtió y dijo que esto puede tener consecuencias en el grado de acatamiento a las medidas dispuestas por el presidente.

"La credibilidad se necesita porque estamos hablando de un movimiento masivo de gente. Si se da una orden de cerrar a las 20 o a las 22 o a las 24 se tiene que creer en la autoridad para que se cumpla ese ordenamiento social", esgrimió.

Por otro lado, volvió a mostrarse crítico del manejo de la pandemia por parte de la Casa Rosada y puso énfasis en la falta de vacunas.

"Si hoy estuviésemos vacunados, no tendríamos tantas restricciones. La vacuna hace que la enfermedad sea mas leve y tenga menor mortalidad. Se debería buscar eso, tener menos camas ocupadas en terapia intensiva", esgrimió y responsabilizó al gobierno nacional por no haber adquirido vacunas suficientes.

"La Argentina no ha conseguido vacunas suficientes para vacunar a la población. El gobierno quiso concentrar todos los recursos en sus manos, entre ellos la vacuna, y no lograron. No se explica por qué Moderna, Pfizer no se están aplicando en el país", lamentó y le quitó responsabilidad a las provincias.

"Se conoce que ahora el gobierno, después de tener concentrados los recursos, dice 'que compren las provincias'. Difícilmente lo consigan. Mendoza está haciendo esfuerzos, tengo entendido que San Juan ha tirado líneas pero acá no hay nada concreto", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?