El ascenso que podría recibir Anabel Fernández Sagasti a pesar de la derrota

El ascenso que podría recibir Anabel Fernández Sagasti a pesar de la derrota

En los últimos días comenzó a sonar con fuerza el nombre de la senadora nacional mendocina como posible presidenta de bloque del Frente de Todos en la Cámara Alta. La mendocina acaba de ser reelecta pero solo con el 26% de los votos.

MDZ Política

MDZ Política

Desde las elecciones del 14 de noviembre la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se ha mantenido en silencio. En las redes sociales no ha tenido prácticamente actividad alguna más allá de informar su ausencia en el búker del Frente de Todos y compartir el repudio de La Cámpora al ataque contra el Grupo Clarín. Pero detrás de escena y lejos de las cámaras fotográficas, la expresidenta mueve piezas y dentro del Senado cobra fuerza la posibilidad de que una de su "ahijada" se convierta en presidenta de bloque: Anabel Fernández Sagasti.

La senadora mendocina es una de las protegidas de la vicepresidenta y acaba de ser reelecta como legisladora nacional. Sin embargo, lo hizo en un contexto adverso sacando menos del 26% de los votos contra el 49% de Alfredo Cornejo. A tal punto llega su afinidad con Cristina Kirchner que luego de esa derrota la vicepresidenta se contactó con Anabel para darle su apoyo y quitarle responsabilidad sobre ese adverso resultado.

Luana Volnovich, Anabel Fernández Sagasti, Cristina Fernández de Kirchner, Mayra Mendoza y Juliana di Tullio.

En los últimos años Anabel Fernández Sagasti ha sido una de las protagonistas de la Cámara Alta y se la ha elegido como vocera en más de una oportunidad para empujar los proyectos del kirchnerismo. Sin embargo, a pesar de esa presencia, la presidencia del bloque siempre estuvo en manos del senador formoseño José Mayans.

Mayans ha sabido mantener el equilibrio dentro de las tensiones internas que existen en el Frente de Todos. Histórico dirigente peronista se desempeña en el Congreso de la Nación desde el año 2001 y su presidencia sirvió para conformar a las distintas facciones del oficialismo.

Pero desde hace días que se escucha la posibilidad de que eso cambie y Cristina Fernández de Kirchner mueva los hilos para darle el lugar de Mayans a su alfil política. El cambio llegaría justo cuando el oficialismo perderá el quorum propio en la Cámara de Senadores. Es decir, a partir de ahora el Frente de Todos deberá buscar acuerdos para poder sesionar.

En ese contexto, parece arriesgado el cambio en la presidencia de bloque. El fuerte del kirchnerismo duro nunca ha sido la articulación política con la oposición y quien esté al frente del bloque deberá tener cintura para buscar el consenso. Incluso, más complejo será el escenario si finalmente el radical Alfredo Cornejo se hace cargo de la presidencia del interbloque de Juntos por el Cambio. En los últimos años han existido fuertes chispazos entre ambos que se agravaron vertiginosamente durante la campaña.

Más allá de ello, a favor de Fernández Sagasti juegan otros factores como su juventud. Que una mujer de su edad ocupe la presidencia del bloque sería un símbolo de la renovación que para muchos necesita el peronismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?