Las razones por las que Alberto Fernández festejó la derrota

Las razones por las que Alberto Fernández festejó la derrota

Sorprendió el domingo a la noche el discurso de festejo que Alberto Fernández luego de conocerse los resultados oficiales. Aunque la derrota en términos globales es evidente, un analista muestra sobre qué elementos podría pararse el oficialismo para "festejar" la derrota.

Victoria Chales

Victoria Chales

Luego de los resultados oficiales el pasado domingo, se vio un festejo insólito en el búnker de Frente de Todos con Alberto Fernández eufórico llamando a celebrar el miércoles el día de las militancias. Los números no muestran en principio ninguna buena razón para el espíritu alegre de los dirigentes del oficialismo ya que la oposición de Juntos por el Cambio se impuso por más de diez puntos. Sin embargo un analista muestra que desde el oficialismo es factible "leer un empate".

En No cantes victoria dialogamos con Facundo Cruz, analista político sobre las razones que llevaron al bloque oficialista a celebrar la derrota en las elecciones 2021."Lo que ocurre con la elección y que se notó en los discursos del domingo a la noche es que cada uno tiene su propia lectura de ganar. Los dos espacios, Frente de Todos (FdT) por un lado y Juntos por el Cambio (JxC) por el otro, los dos tienen algún número para ganar aunque cuando uno ve los resultados totales, quien venció en estos comicios fue JxC".

En la Cámara de Diputados, el Frente de Todos será la primera minoría con 118 bancas, seguido por Juntos por el Cambio con 116. En el Senado, el Frente de Todos también será la primera minoría con 35 bancas, seguido por Juntos por el Cambio con 31. Así lo informó el Directorio legislativo el día de ayer. Esto le permite decir al politólogo que si se toman los resultados "en términos de votos ganó la oposición, pero si se observan las bancas, JxC no ganó ninguna banca más de las que tenía en juego sino que las mantuvo". En cuanto a los senadores "crece con cinco senadores quitándole quórum propio a FdT", por lo que el oficialismo se verá obligado a consensuar la agenda legislativa en ambas Cámaras.

Ahora bien, desde la perspectiva del Frente de Todos hay motivos para decir "que se ganó porque hay una recuperación luego de los resultados de las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias)" señaló Cruz en su análisis. "Esto se ve sobre todo en la provincia de Buenos aires dónde se ganaron 465 mil votos respecto de las primarias. Se reconstruyó el piso electoral que había logrado Cristina Fernández de Kirchner con Unidad Ciudadana de 2017. Quedan empatados en la elección de diputados nacionales con 15 y 15 en el principal distrito del país y no pierde ser la primera minoría en la Cámara de Diputados". De allí es que el oficialismo parte para entender la derrota como algo festejable o victorioso.

Por otra parte la configuración del Congreso luego del recambio el próximo 10 de diciembre le dará mucho valor a las minorías con las que tanto el oficialismo como Juntos por el Cambio tendrán que negociar. En el escenario político que dejaron los comicios "habrá que ver el estado de fortaleza del Gobierno nacional -continuó Cruz- cómo en el medio de la negociación entre bloques del Gobierno y los más chicos inciden los gobernadores". En ese sentido tendrán especial relevancia en el juego político provincias como "Río Negro, Misiones y Córdoba".

En definitiva desde hoy hasta el 10 de diciembre "pueden haber algunos cambios ya que los interbloques saldrán a la búsqueda de algún legislador que esté suelto e intenten sumarlo, lo cual podría acercar al Frente de Todos al quórum en la Cámara de Diputados. También podría reunir un bloque de legisladores provinciales y reunir 10 legisladores que será la llave de la gobernabilidad de acá en adelante".

Aunque la victoria de Juntos por el Cambio no se discute, el analista señala "que la correlación de fuerzas no cambió sustancialmente y eso permite verlo como un empate. El Gobierno sí pierde el quórum propio pero sigue teniendo más bancas que la oposición que no ha logrado crecer en términos de bancas. Ganó en algunas provincias más para conquistar las gobernaciones como es el caso de Misiones y Entre Ríos en las que le costaba mucho hacer pie". 

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?