El fuerte mensaje de un funcionario nacional que pasó de incógnito

El fuerte mensaje de un funcionario nacional que pasó de incógnito

Se trata del viceministro de Economía, Haroldo Montagu, quien participó de la Vendimia. Montagu se reunió en el hotel Hyatt con intendentes y legisladores del PJ y señaló que no se puede pensar en una deuda en dólares hasta que se resuelva la refinanciación que lleva adelante la Casa Rosada.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

No se mostró demasiado en público y, si lo hubiera hecho, probablemente nadie lo hubiera conocido. Pero se trata de una personalidad importante. Una de las más relevantes de las que desembarcaron en Mendoza para la Fiesta de la Vendimia.

Se trata de Haroldo Arián Montagu, secretario de Política Económica de la Nación. El cargo equivale al de viceministro de Economía. Un puesto que, por ejemplo, ocupó en 2011 el propio Axel Kicillof.

De perfil académico como el ministro Martín Guzmán, Montagu estuvo en el hotel Hyatt durante el Carrusel y luego se trasladó a la bodega Trapiche, en Maipú, para el almuerzo de Bodegas de Argentina, donde se mezcló entre el gentío, como si fuera uno más.

No dio ninguna nota periodística, pero a media mañana, en el Hyatt, todos los peronistas hablaban del "Colo".  Es que el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, lo incluyó, junto al ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, en la reunión privada que tuvo con intendentes y legisladores del PJ mendocino.

Y allí tuvo un alto protagonismo: por pedido de De Pedro, Montagu les contó en tono dramático el momento que vive el país debido a la renegociación de la deuda con los acreedores.

Los intendentes peronistas se agarraban la cabeza después de escuchar al viceministro de Economía. "Nos demostró que no sabemos nada", decían en el lobby del hotel cinco estrellas que concentró las actividades políticas más importantes de la Fiesta de la Vendimia.

De Pedro no fue categórico ni bajó un mensaje definitivo en contra del endeudamiento por 221 millones de dólares que pide el gobernador Rodolfo Suarez. Sin embargo, según lo que dijeron a este diario participantes de la reunión del justicialismo, Montagu señaló que nadie puede pensar en un endeudamiento en dólares hasta que se resuelva la refinanciación de la deuda y se evite (si así ocurre) el default.

También hubo algunas aclaraciones respecto del crédito por 2.400 millones de dólares que esta semana aprobó la Nación para obras en CABA, Buenos Aires y Jujuy. Se dijo al respecto que las autorizaciones para esos créditos existen desde el gobierno de Mauricio Macri y que son para segundas y terceras etapas de las obras, entre otras cosas.

Los intendentes también recomiendan esperar

La charla con funcionarios nacionales oscureció más el panorama que enfrenta el Gobierno provincial. El martes que viene se tratará en el Senado provincial el Presupuesto 2020 y el justicialismo, como en Diputados, ya ha plantado bandera contra el endeudamiento en dólares.

De todos modos, a la hora de las declaraciones, algunos intendentes del PJ trataron de ser moderados. "Hay que quitarle ansiedad al tema y llevarlo en el tiempo que corresponda", planteó por su lado el de San Rafael, Emir Félix.

 

"Soy partícipe de un buen acuerdo en los tiempos que necesite", insistió Félix. Y fue uno de los mendocinos que ató la definición del endeudamiento provincial a la negociación del Ministerio de Economía de la Nación con los acreedores.

"El Gobierno Nacional es el que termina definiendo cuánto es el nivel de endeudamiento que le permite a cada provincia. No puede no estar en la mesa, porque lo que definamos en la Legislatura posiblemente no tenga que ver con lo que termine definiendo el Ministerio de Economía de la Nacion", afirmó.

Ese permiso estará "supeditado al arreglo por los bonos que vencen en abril", aseguró el intendente de San Rafael. También dijo que hay que evitar que la Nación "termine negando" lo que vote la Legislatura y reclamó un endeudamiento "que se pueda devolver", para evitar las refinanciaciones que "transfieren el problema al próximo gobernador".

Por su lado, el intendente de Lavalle, Roberto Righi, señaló que "el Gobierno Nacional, más allá de algunas politicas, está prácticamente parado esperando la refinanciación del fondo".

Righi habló con MDZ después de la reunión privada con el viceministro de Economía en el Hyatt. "Están muy cerca de lograr la refinanciación y esperemos que así sea, pero hay que esperar", afirmó.

A pesar de este contexto, Righi sostuvo que "hay que seguir dialogando sobre las obras que sirven para el desarrollo de la provincia". "Con las obras del BID (que forman parte del endeudamiento de Suarez) no hay objeción. El GIRSU es el (proyecto) más discutido, porque hay que reformularlo y lo va a pagar la Nación", señaló.

"El martes se vota (el presupuesto) o se puede pedir un cuarto intermedio, eso depende de las partes", tiró el intendente de Lavalle, en relación a la sesión del Senado.

La reunión tuvo también algunas lecturas políticas, como la del intendente de La Paz, Fernando Ubieta, para quien este encuentro confirmó que su líder política, la senadora Anabel Fernández Sagasti, es la auténtica interlocutora mendocina con el Gobierno Nacional y el mejor nexo para los intendentes.

Precisamente, Fernández Sagasti difundió que uno de los temas que se charló en una sala del hotel Hyatt fue la articulación entre el Gobierno Nacional y los municipios. La senadora nacional anunció que ella y los intendentes armarán una mesa para "articular" con la Nación.

Algunos intendentes del PJ le tienen mucha fe a este diálogo. Por ejemplo, el de La Paz, que tiene frenado un acueducto ganadero porque la Legislatura no aprueba el endeudamiento pero está convencido de que la Casa Rosada solucionará el problema

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?