Abed: "Ni loco me resigno al endeudamiento"

Abed: "Ni loco me resigno al endeudamiento"

A pesar de la negativa del PJ, el vicegobernador confió en destrabar el financiamiento para obras por 300 millones de dólares que se tratará mañana en Diputados. Advirtió que si pasa lo contrario "va a crujir mucho la provincia" y vaticinó que el IPV se podría paralizar durante tres años.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

"Ni loco me resigno porque no es el fin del mundo el lunes", exclamó el vicegobernador Mario Abed, ante la inminencia del tratamiento del Presupuesto 2020 en la Cámara de Diputados.

El justicialismo tiene decidido trabar el pedido de endeudamiento para obras por 300 millones de dólares. Pero pase lo que pase mañana, según Abed, no estará dicha la última palabra. 

"Está en Diputados y lógicamente todos tratamos de negociar. Pero esto tiene dos pasos, puede revisarse en Senadores y puede volver. Alentaremos tanto en el primer paso como en el segundo para lograr el objetivo", aseguró la voz más importante del oficialismo en la Legislatura ante la consulta de MDZ.

"El que dirige las negociaciones es el Rodolfo y todos vamos trabajando en conjunto", explicó Abed, y se mostró convencido en poder "enderezar un presupuesto que le convenga a la gente".

Pero si eso no ocurriera, el panorama sería, a su juicio, dramático: "El dolor más grande es que se caiga la obra pública y no tengas casas para programar, ni obras de 100 empleos ni 500, eso es muy doloroso y va a crujir mucho la provincia de Mendoza", afirmó.

"Me da muchísima tranquilidad negociar un presupuesto para obra pública, no para gastos corrientes", señaló el vicegobernador, y evitó polemizar con el PJ, que considera inadmisible darle una autorización de endeudamiento en dólares a Rodolfo Suarez.

Abed puntualizó en el efecto que tendría la negativa al endeudamiento en la construcción de viviendas, por ejemplo. "Un sola cuenta hago: son 3.000 viviendas por año y 12.000 empleos. Son tres mil familias sin viviendas y un año que se pare el IPV es una vuelta de no menos de tres años para recuperarte, porque perdés la continuidad", explicó el vicegobernador. 

Casas más, casas menos

La construcción de viviendas absorbe más de un tercio del endeudamiento en dólares que le ha pedido el Gobierno a la Legislatura.

Se trata de 115 millones de dólares que el Poder Ejecutivo planea gastar a lo largo de cuatro años en proyectos de casas sociales para todos los departamentos, según la promesa oficial.

Se calcula que El IPV estaría en condiciones de financiar unas 4.200 casas con ese dinero, a lo que hay que agregar alrededor de 2.200 que dejó en etapa de construcción la gestión de Alfredo Cornejo y unas 900 más que quedaron en estado licitatorio o como "banco de proyectos".

Pero la meta del Gobierno es superior. El ministro de Infraestructura, Mario Isgró, ha hablado de construir 10.000 casas en cuatro años (más de un tercio de la demanda, aclaró en enero) y también se propone impulsar "un desarrollo público-privado que permita acceder a viviendas de clase media". Sobre estos planes, hasta ahora, no se han dado mayores detalles.

Las obras en suspenso

Buena parte del plan de obras está sujeto a que se apruebe el endeudamiento, objetivo que, por el momento, es bastante complejo.

El peronismo cerró filas esta semana en la Legislatura para impedir que Suarez acceda al financiamiento nuevo. En su lugar, aprobaría únicamente la refinanciación de deudas que vencen este año.

El roll over, sumado a autorizaciones de endeudamiento que no se utilizaron otros años, da una cifra baja para las aspiraciones del Gobierno: reduciría de 30.000 a 11.000 millones de pesos la disponibilidad de fondos para obras.

Además de las casas, el "no" al endeudamiento del PJ impediría tomar créditos blandos con el BID y otros organismos por 51 millones de dólares para la planta de residuos de Las Heras, el acueducto ganadero La Paz y la doble vía Rivadavia-Junín.

También quedarían sin financiamiento la ampliación del Hospital Notti y el mejoramiento de la red hospitalaria y de atención primaria. En el rubro de la salud se planea invertir, en total, 34 millones de dólares

El Gobierno además quiere gastar alrededor de 37 millones de dólares en diversas obras hídricas (reservorios de agua en zonas agrícolas, la modernización del sistema de riego del canal Rama Chimba y la renovación del sistema de evacuación de aguas servidas), 20 millones para la línea de Alta Tensión de la zona Este; 13,5 millones en la mejora integral del corredor San Francisco del Monte que une a los departamentos de Guaymallén, Godoy Cruz y Maipú y 10 millones en infraestructura escolar, entre otras obras.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?