Arrancó la negociación de verdad por el Presupuesto 2020

Arrancó la negociación de verdad por el Presupuesto 2020

El PJ presentó un proyecto alternativo que abre discusiones concretas sobre la pauta de gastos con el oficialismo, casi dos meses después de su presentación en la Legislatura. Qué proponen unos y otros respecto del endeudamiento y cuál podría ser la síntesis.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La negociación política real del Presupuesto 2020 arrancó recién este miércoles al mediodía, casi dos meses después de su presentación y con el año en el que pretende regir ya iniciado.

El justicialismo entregó un despacho alternativo que restringe considerablemente el financiamiento solicitado por Rodolfo Suarez. Por eso, en privado, hubo muecas de descontento en el oficialismo.

En público, en cambio, la conducción radical celebró la actitud peronista. Aún antes de entrar al análisis fino de la propuesta. Esto se debió a que el PJ había decidido intervenir de verdad en un trámite que lo incumbe y para el cual es imprescindible.

Los partidos principales deberán extremar ahora, desde el lunes, el diálogo para lograr una síntesis. Y ninguno de los dos podrá ampararse en los defectos del otro, que fue la excusa que hasta ahora generó solamente parálisis política. 

La variante peronista (el despacho en minoría presentado hoy) elimina todo tipo de endeudamiento en dólares. Acepta, en cambio, el roll over o refinanciación de deudas por 6.500 millones de pesos, al que, de todos modos, le pone condiciones.

Este modelo de presupuesto surgió entre la noche del martes y la mañana del miércoles. Fue el acuerdo al que pudieron arribar los intendentes y la líder de Unidad Ciudadana, Anabel Fernández Sagasti, en medio de las reuniones con funcionarios nacionales en Buenos Aires.

Algunos intendentes dieron aviso al gobernador antes de la presentación en la Legislatura y hablaron de diálogo con el Gobierno. El Poder Ejecutivo, de todos modos, no está de acuerdo: sin financiamiento en dólares (ha pedido 300 millones) dice que se afecta la obra pública y la posibilidad de generar miles de puestos de empleo. Afirma también que el plan de obras es un proyecto a largo plazo porque hay que esperar para ello que los mercados de crédito se abran para nuestro país. Tal vez podría aceptar que se reduzca esa cifra, pero nunca que sea cero.

El presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, señaló por otra parte que buena parte del roll over "no requiere autorización legislativa porque se refinancia con la misma fuente y solo se aplaza el pago de capital". Se refirió de esa manera a las deudas con Banco Nación y ANSES, las cuales están siendo negociadas hace tiempo por Suarez en la Casa Rosada y el Congreso, junto al grueso de los gobernadores.

El roll over real sería, entonces, según el oficialismo, de sólo 1.800 millones de pesos. Se trata de una operatoria que debería ser aprobada por "coherencia", dicen los radicales, ya que refinanciar deudas es algo que propuso el propio Alberto Fernández y que Juntos por el Cambio acompañó en el Congreso Nacional.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?