Otra decisión centralista extrema que perjudica a las provincias

Otra decisión centralista extrema que perjudica a las provincias

El Gobierno nacional autorizó solo 2 aeropuertos para salir del país y ambos quedan en el radio de Buenos Aires. Las insólitas situaciones que eso genera.

MDZ Política

MDZ Política

La pandemia de Covid 19 provocó cambios de todo tipo en el mundo entero y causó dificultades que entorpecieron la convivencia, de las relaciones entre personas y el vínculo entre países. Desde el confinamiento extremo, por periodo prolongado en el caso de nuestro país y la prohibición de trasladarse de un lugar a otro a los ciudadanos, prácticamente transcurrió gran parte del año 2020.

Con el correr de los meses las restricciones se fueron flexibilizando, por imperio de las necesidades económicas y por la
fatiga ciudadana. El virus tuvo un rebrote en los dos últimos meses y nuevamente el alerta se impuso en el planeta y también avanza en Argentina. En este marco, en nuestro país, el “centralismo porteño” acaba de disponer a través de la Dirección General de Migraciones (Decisión Administrativa 2252/2020) una medida restrictiva para salir del país, que luce extrema y sin contemplar a muchos habitantes del interior. En efecto, sólo se puede abandonar el país por vía aérea a través de las estaciones aéreas de Ezeiza y San Fernando hasta el 9 de enero de 2021. El aeropuerto de San Fernando aparece, evidentemente, porque
es allí donde están establecidos la mayoría de los aviones particulares o los de las empresas que los alquilan.

Nuevamente, como cuando al principio de la pandemia tres dirigentes porteños nos comunicaban por televisión cuál sería el destino de nuestras vidas, el 24 de diciembre pasado desde la Dirección de Migraciones en Buenos Aires se determinó por ejemplo, que para volar de Mendoza a Chile hay que pasar primero por Buenos Aires.

Un dislate, máxime que en nuestra provincia existen agentes migratorios y aduaneros expertos. Un viaje de 30 minutos se convierte en un periplo aéreo de tres horas y media, más lo que demore el trámite burocrático. Mayor costo y tiempo exagerado por una medida tomada desde el centralismo unitario en nuestro país “ federal”.

La misma desventura pueden soportar un salteño, jujeño o tucumano que quisieran viajar por aire a Bolivia o Paraguay. Un largo viaje hasta Ezeiza para luego retornar al norte. Si se trata de medidas sanitarias las motivantes de la determinación, perfectamente podrían tomarse en los aeropuertos con capacidad para ello.

Dislates burocráticos de funcionarios cuya mirada no trasciende el límite metropolitano. Argentina, país federal en lo formal y cada vez más unitario en lo real

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?