Tensa espera de los fondos para Portezuelo del Viento

Tensa espera de los fondos para Portezuelo del Viento

Dentro de 10 días, la Provincia debería recibir el primer desembolso de dinero en la era Alberto Fernández: 13 millones de dólares. Pero el ministro provincial de Infraestructura, Mario Isgró, reconoció que todavía no se sabe cuál será "el grado de priorización" que la Nación le dará a la obra.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La obra pública es la gran preocupación del Gobierno provincial. Para invertir dinero en obras, depende del apoyo del justicialismo al endeudamiento solicitado. Pero no solamente está atado al PJ mendocino, sino a una decisión de la Casa Rosada: que sigan los desembolsos de la Nación para la construcción del dique Portezuelo del Viento.

Los fondos de Portezuelo representan más del 30 por ciento del presupuesto total de obra pública para este año. Son unos 5.300 millones de pesos que dependen de Alberto Fernández.

En el Poder Ejecutivo son "optimistas", pero no han asegurado que vaya a llegar la plata. Y la fecha está cerca: el cronograma trimestral establece que el primer giro del año llegue el 28 de este mes.

Se trata de 13 millones de dólares que, si son recibidos, serán destinados "al armado de la estructura de trabajo, que es el ente Portezuelo del Viento, y el proceso de control licitatorio", según explicó esta semana a MDZ Radio el ministro de Planificación e Infraestructura, Mario Isgró.

El año pasado, la Nación emitió Letes por 1.023 millones de dólares para la construcción del famoso dique en Malargüe, que en tamaño y potencialidades energéticas será cuatro veces el de Potrerillos. Esas letes son para la Provincia como un cheque que asegura que la Nación, después de años promesas, pondrá al fin la plata para construir la obra a lo largo de cinco años.

Se definió el primer desembolso para octubre de 2019 (6,9 millones de dólares) y el próximo debería llegar en pocos días. Así deberían seguir los envíos de dinero hasta 2024. Pero en el medio, cambió el signo político del Gobierno Nacional.

"Esperamos tener reuniones con Nación en los próximos días para ver cuál es el grado de priorización de la obra", reconoció en este sentido el ministro Isgró. Aunque también señaló: "La obra está acordada y no se va a bajar". De hecho, el Gobierno ya les puso fecha a audiencias públicas que se harán en Malargüe para analizar el impacto ambiental de obras complementarias del dique.

 

Aunque esta semana el gobernador Rodolfo Suarez tuvo una reunión con el jefe de gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, en el Ejecutivo mendocino dicen que el tema Portezuelo no se discutió.

Suarez y su ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, viajaron a Buenos Aires para negociar una refinanciación de las deudas que tiene la Provincia con el Banco Nación. Si se la dan, el gobernador podría destinar este año más de 3.000 millones de pesos a otra cosa que no sea el pago de créditos.

En Mendoza, mientras tanto, es incierto el destino del Presupuesto 2020 que envió el Gobierno a la Legislatura. Esa pauta contempla un endeudamiento de 300 millones de dólares que también tiene como destino, precisamente, las obras

El Ejecutivo advierte que, si no se aprueba la pauta de gastos con endeudamiento, se podría paralizar la obra pública financiada por la Provincia. Y el efecto más duro de esto sería la pérdida de empleos.

Isgró es uno de sus ministros más técnicos de Suarez y es quien está trabajando para evitar que esto suceda. Inició una serie de reuniones con intendentes y funcionarios comunales que tiene como principal objetivo “ablandar” al peronismo.

El ministro busca generar un "diálogo transversal" con todos los intendentes para validar los distintos proyectos de obra pública que ellos tienen. Algunos se han reunido con Isgró y otros han mandado delegados.

La semana que viene, tendrá una cita crucial: buscará juntarse con el intendente de San Rafael, Emir Félix, uno de los que mandan en el PJ mendocino. Pero no el único.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?