Contrató a sicarios que mataron al hombre equivocado y encima fue preso

Contrató a sicarios que mataron al hombre equivocado y encima fue preso

Interpol acaba de localizar en Morón (provincia de Buenos Aires) a un venezolano de 54 años que tenía pedido de captura internacional por haber enviado a matar a otra persona. Ahora el sospechoso está detenido y además los sicarios se equivocaron de víctima. Todos los detalles.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un venezolano de 54 años con pedido de captura y alerta roja de Interpol fue detenido esta mañana en el partido bonaerense de Morón acusado de contratar desde Argentina a dos sicarios para asesinar en 2019 a un supuesto delincuente en Caracas, aunque los homicidas confundieron a la víctima y terminaron matando a un supervisor de la empresa petrolera oficial.

Los informantes aseguraron que la detención se efectuó cerca de las 9 de esta mañana, cuando el venezolano, identificado como Jhonnie Ismael Perdigón Jiménez (54), caminaba frente a su domicilio de la calle Anunciación al 3500 de ese partido del oeste del conurbano bonaerense.

Jiménez planificó un asesinato por encargo para terminar con un hombre que robó en su casa de Venezuela

Según lograron establecer los investigadores, Perdigón Jiménez vive en el país hace aproximadamente seis años junto a su esposa, también venezolana, y al menos una hija, quienes estaban presentes al momento de ser detenido, señalaron las fuentes. “Cuando lo detuvieron manifestó que actualmente trabajaba como chofer de la aplicación Uber”, dijo un investigador que participó de la pesquisa. Sin embargo, según dijeron desde esa compañía a MDZ, esa perdona no está registrada como asociado. Es decir, podría haber falseado la información. 

La investigación

El hombre fue identificado y detenido luego de arduas tareas y diligencias a cargo de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento de Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA) y tras la orden del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 1 y la Secretaría 3 de Morón.

Fuentes policiales informaron que el hombre está acusado de planificar desde Argentina un asesinato por encargo de un hombre al que acusaba de haber ingresado a robar a una propiedad suya en la localidad de Caricuao, ubicada a 17 kilómetros de Caracas, en Venezuela.

El acusado había sido policía en su país

Es que el hombre, a pesar de que vivía en Argentina, aún mantenía esa propiedad que, en los últimos años había sufrido dos hechos de robo de varios electrodomésticos y objetos de valor, dijeron los investigadores. Aparentemente, Perdigón Jiménez -que en su país había trabajado como policía- logró establecer que quien había ingresado a robar a su domicilio en Caricuao era un hombre llamado Edward, por lo que pidió a un familiar suyo que vive en Venezuela que los contacte con dos sicarios para asesinarlo.

Según la investigación llevada adelante por la Justicia venezolana, los sicarios fueron identificados como Raúl Linares Uribe y Marco Antonio Linares Moreno, ambos miembros de la Policía Municipal de Guatire. Las fuentes explicaron que ninguno de los sicarios contratados conocía a Edward, y solo tenían la información de que se trasladaba en un vehículo Cherry Arauca de color azul.

El detenido trabajaba como chofer en Argentina.

El crimen

Fue allí que el 14 de junio de 2019, cerca de las 19.30, ambos hombres interceptaron un auto de similares características, obligando a bajar a su conductor, a quien le dispararon a quemarropa para luego escapar a bordo del vehículo, con el objetivo de simular un robo.

La víctima fatal fue identificada como Freider Edgardo Gómez Pérez, quien trabajaba como supervisor de informática de la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa) y había asistido minutos antes al domicilio de su madre para entregarle unos medicamentos en un complejo residencial llamado Hato El Yagual, en Caracas.

Los investigadores venezolanos sospecharon desde un primer momento que no se trataba de un simple robo, por lo que tras dos meses de trabajo fueron detenidos los dos autores materiales del crimen. En ese momento se estableció que la víctima fue asesinada por error y que quien ordenó el crimen fue Perdigón Jiménez, desde la Argentina, explicaron las fuentes, quienes agregaron que el hecho fue de gran trascendencia pública en los medios de comunicación de Venezuela.

Perdigón Jiménez quedará alojado en una dependencia de la PFA a la espera de su extradición a Venezuela, donde está imputado por los delitos de homicidio agravado con alevosía y por motivo fútil y el robo agravado de automotor.

El hombre tenía una notificación de alerta roja desde el 20 de mayo de este año, luego de que la Oficina Central Nacional de Caracas emitiera una Orden de Captura Internacional en los sistemas informáticos de Interpol.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?