Suarez afloja el morrión

Festeja el candidato de Cornejo, pero también la candidata de Cristina.

Avatar del Santiago Montiveros

Santiago Montiveros

suarez, en el búnker del radicalismo.

Pachy Reynoso/MDZ

En la intimidad, el candidato a gobernador de Alfredo Cornejo ironizó durante la campaña "si gana Anabel, abro un Don Perignon", aludiendo a que la identificación de Fernández Sagasti con Cristina Kirchner le aseguraba la victoria en septiembre; mientras que un posible triunfo en las PASO de Alejandro Bermejo implicaría una elección general menos favorable para Rodolfo Suarez.

Si bien faltan más de tres meses para las generales, el ahora candidato de Cambia Mendoza tiene argumentos para al menos aflojar el morrión, esa jaula de alambre que recubre el corcho de un espumante. Principalmente, deberá definir la contienda del 29 de septiembre con una candidata que se identifica al 100% con Cristina Kirchner, la dirigente nacional con mayor imagen negativa de Mendoza.

La última encuesta previa a los comicios de este domingo, realizada por la consultora de Raúl Aragón, indica que la expresidenta es la dirigente con peor imagen en la provincia, con un 65% de rechazo, nivel superior incluso al de Mauricio Macri, con un 52,7%. Si a eso se suma la continuidad de cierta estabilidad cambiaria y económica rumbo a septiembre, sería improbable una derrota del oficialismo en Mendoza.

Sin embargo, entre las PASO y las generales provinciales, se llevarán a cabo las primarias nacionales. Entonces, Cambia Mendoza deberá salir airoso de situaciones incómodas. ¿Cómo hará la fórmula Suarez-Abed para diferenciarse de Macri durante la campaña previa al 12 de agosto? Y algo más que da esperanzas a Anabel Fernández Sagasti: un posible triunfo de Alberto Fernández-CFK, ¿podría ser un empujón a la fórmula local de Unidad Ciudadana?

Más allá de la alegría inicial de Suarez -no solo por el resultado dentro de su frente, sino también por cómo se definió la interna peronista-, Fernández Sagasti también tiene motivos suficientes para sumarse al brindis, ya que logró algo impensado meses atrás: derrotar al PJ que encarnan los caciques de su partido. Por eso, más allá del resultado de septiembre, la elección de hoy es un punto bisagra para el devenir del peronismo local.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?