Paladar nac & pop: ahora los veganos tienen la vaca atada

En el #Wok de hoy: el ritual gastronómico argentino ya no es lo que era. Por razones de salud, ideológicas, precio o simple moda, la carne dejó de ser la reina de la mesa + Las distintas cámaras y entidades del sector coinciden en que este año es el de menor consumo en la última década + En paralelo crece la tendencia vegana, una opción alimentaria a la que los profesionales de la nutrición le ponen unos cuantos peros + Según una encuesta nacional, 6 de cada 10 argentinos no tendrían problema en dejar de consumir carne en busca de otras alternativas.

Avatar del Rubén Valle

Rubén Valle

.

[ Maridaje / Musicaliza esta columna Nico Bereciartúa con su tema 18 de enero ]

Encuesta al plato: sólo 4 de cada 10 argentinos se reconocen "fanáticos" de la carne vacuna, en tanto que 6 de cada 10 admiten que no tendrían problema en pasarse a otros alimentos. El dato no surgió del carnicero del barrio, sino de Adrián Bifaretti, del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipvca), que lo dijo en el contexto de la Semana de las Carnes, en la Exposición Rural de Palermo. 

Argentina es el décimo mayor consumidor mundial de carne, según Naciones Unidas. O era. Con los vaivenes más que notorios en el consumo vernáculo, se prevé que ya cayó al menos un par de puestos. Desde el Ipvca apuntan que 2019 es el año de menor consumo desde 2010, muy por debajo de los 50 kilos per cápita anual. Se trata de la caída más pronunciada desde 1958.

Dos factores muy concretos confluyen para que la otrora debilidad nacional hoy pierda feligreses. Por un lado, la crisis económica que empuja buscar alternativas más baratas. Y por otro, la tendencia -sobre todo en los más jóvenes- de inclinarse por el vegetarianismo, el veganismo y las variantes más o menos extremas de estas, frente a las cuales los profesionales de la nutrición alertan acerca de la necesidad de mantener una dieta equilibrada.

.

Manuel Martí, director de la Unión Vegana Argentina (UVA), destaca que el crecimiento del veganismo en el país es exponencial, independientemente de que lo hagan por gusto, moda o salud.

Desde la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) lanzan su alerta: "Cada vez vemos más veganos. Es notorio el aumento, pero el problema es que muchos, lamentablemente, no siguen dietas planificadas”. Por eso consideran "algo peligroso" esta tendencia ya que en muchos casos pasa "por una cuestión de moda y esto puede terminar en trastornos alimentarios, además de la falta de nutrientes", sostienen los especialistas.

En todo el país ya hay al menos 300 lugares exclusivos de comida vegana y, pese a la malaria generalizada, no dejan de abrir locales exclusivos de esta opción alimentaria. Hasta hay un festival anual, el Vegan Fest, donde los anticarne están en su salsa.

.

De carne (ya no) somos

Desde el Ipvca, en una suerte de chiste interno, reconocen que los números les certifican cada día más que ya no tienen “la vaca atada". Y en esto, como en tantos otros frentes, se les apunta a los millennials y centennials, como fuertes protagonistas de un cambio sostenido -radical, a veces- en cuanto al consumo de alimentos.

Militantes en buena medida de causas que apuntan a la protección animal, congregarse en torno del asado ya no es un plan en sí mismo. La aceitada interacción virtual se vale de las redes sociales para potenciar este cambio cultural donde la opción “natural” va imponiéndose por sobre la cultura cárnica de sus mayores.

Si el combo cerveza artesanal + hamburguesa sigue en alta estima en este sector, la irrupción de la hamburguesa vegetal viene a ajustar aún más esa tendencia que pone de los pelos a los ganaderos no sólo de Argentina.

En la misma encuesta de Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, un cuarto de los consultados dijo que estaría dispuesto a probar carne artificial. “En el último año el consumo de hamburguesas cárnicas, de pollo, de cerdo y carne vacuna bajó un 2 % y el consumo de hamburguesa vegana subió un 35 %”, grafica el ingeniero Juan Elizalde.

Como contracara, en el primer trimestre de este año, la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA), registró que el consumo per cápita fue de 49,6 kilos, el más bajo en medio siglo. La única sonrisa para el sector es la creciente demanda china de carne vacuna que representa más de 60% del total exportado por la Argentina.

.

Una investigación de Euromonitor Internacional concluyó que el año pasado las ventas de alternativas a la carne alcanzaron los 19.500 millones de dólares, ratificando la tendencia de que los consumidores reducen cada vez rápido su consumo de carne por ser cada vez más conscientes de sus impactos negativos.

Esto marca que la exclusión de la carne en la dieta de millones de personas, no sólo los carnívoros argentinos, no está única y exclusivamente atada al precio sino en gran medida a razones de salud, a paladares que gustan innovar y sí, también a las modas.

#ElResaltador

Vaciarse de a prioris

  • "¿Es esta crisis generalizada de la atención otra manifestación más de la 'crisis de presencia' de nuestra época? La crisis de la presencia nos habla de una dificultad de acceso a la experiencia del presente... El modelo dominante de ser es el 'sujeto de rendimiento': constantemente movilizado, disponible y conectado, siempre gestionando y actualizando un 'capital humano'... Este sujeto de rendimiento nunca está en lo que está, sino más allá. Más allá de sí mismo, más allá de los lazos que le atan, más allá de las situaciones que habita: en constante autosuperación y competencia con los demás, forzando al mundo para que rinda más y más... Hay que vaciarse de a prioris para volvernos capaces así de atender (escuchar, recibir) lo que una situación particular nos propone y tiene para entregarnos. Vaciarse no significa olvidar o borrar lo aprendido, sino más bien ponerlo entre paréntesis para poder captar así la novedad y la singularidad de lo que viene".

[ Amador Fernández-Savater, investigador, editor y escritor español, en ElDiario.es ]

Amador Fernández-Savater

#Solapa

  • Elisa Carrió. Mi paso por la política. Mi conversión religiosa. Mi intimidad, de Ignacio Zuleta (Ariel, 232 páginas, $549)

  • En un diálogo abierto con el periodista mendocino Ignacio Zuleta, Lilita desmenuza su experiencia con el poder, que abarca desde su infancia en contacto con Arturo Illia, sigue con el descubrimiento de la política cerca de Raúl Alfonsín, hasta la construcción de los gobiernos de la Alianza y de Cambiemos. Reflexión y autorreflexión acerca de quienes fueron sus estrechos aliados, como Alfonsín o De la Rúa, y de quienes han sido sus ardorosos rivales, como Cristina Fernández. Central es el relato íntimo de su conversión religiosa, por primera vez contado con detalles. En definitiva, un libro sobre la Argentina a partir de las revelaciones de una protagonista fundamental.

.

#LaDataFlora

  • En las PASO del 11 de agosto podrán votar 984.725 jóvenes de 16 y 17 años. Esto representa el 2,9% del total del padrón.

  • Unos 140.000 jóvenes de 16 y 17 años se quedarán sin poder ejercer su derecho a votar en las elecciones de este año. Ya sea por no haber cumplido la renovación obligatoria del DNI a los 14 o porque no fueron incluidos en el padrón electoral.

  • El Registro de Afiliados de la Cámara Nacional Electoral permite chequear si un ciudadano fue afiliado a algún partido político sin su consentimiento. Aquí, el link para comprobarlo.

  • Según datos de la Cámara Nacional Electoral, en 2017 había en el país 32.821.697 electores. Uno de cada cuatro votantes estaba afiliado a un partido político. Sin embargo, no todos habían dado su consentimiento.

.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?