Escribe Gisela Lima: "La graduación en la escuela secundaria es muy desigual"

Escribe Gisela Lima: "La graduación en la escuela secundaria es muy desigual"

El análisis de Gisela Lima, licenciada en Economía y subdirectora del Centro de Estudios de la<br>Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano

En este informe se analiza la cantidad de alumnos graduados de escuelas secundarias argentinas en 2017. En dicho año, egresaron del último año de escolaridad obligatoria 345.170 alumnos, de los cuales el 62 por ciento lo hizo en escuelas de gestión estatal y el 38 por ciento restante, en escuelas de gestión privada. En el Cuadro III se muestra detalladamente la composición de los egresados secundarios en cada una de las provincias argentinas, ya que la situación es muy dispar entre los extremos. En Formosa, Chubut, La Rioja,

Chaco y Neuquén, más del 80 por ciento de los graduados secundarios egresó de escuelas estatales, en tanto que el sector privado graduó menos del 20 por ciento de la totalidad.

En el otro extremo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las escuelas privadas gradúan muchos más estudiantes secundarios que las estatales, mientras que en Córdoba ambos sistemas hacen lo propio prácticamente con la misma cantidad. Cabe destacar que Buenos Aires, Santa Fe, CABA y Córdoba gradúan, en conjunto, al 71 por ciento del total de los egresados de colegios secundarios privados del país.

El Cuadro IV pone de manifiesto un análisis con el propósito de evaluar cuántos de los alumnos que ingresaron a primer grado de la primaria cumplieron el sistema educativo obligatorio en tiempo y forma en 2017. Para la media del país se observó que, de los 833.526 niños que comenzaron primer grado en 2006, sólo el 41 por ciento finalizó el colegio secundario doce

años después, en 2017. Esta cifra es muy distinta si el estudio se realiza por sistema de gestión,

ya que las escuelas secundarias de gestión privada graduaron el 69 por ciento de los alumnos que iniciaban su escolaridad primaria en 2006, cifra que fue apenas del 33 por ciento en el sector estatal. El análisis también difiere cuando dejamos de mirar la media nacional y nos enfocamos en cada una de las provincias que integran nuestro extenso país.

Entonces observamos, por ejemplo, que en Tierra del Fuego y CABA culminaron el ciclo secundario casi el 60 por ciento de los alumnos que ingresaba a primer grado en 2006, en tanto que en Misiones, Formosa, San Juan y Santiago del Estero esa cifra fue menor al 30 por ciento. Si además prestamos atención a las cifras relativas a los diferentes sistemas de gestión,

notaremos que, en todas las jurisdicciones, las escuelas de gestión privada muestran una mayor relación entre graduados secundarios 2017 e ingresantes a primer grado primario 2006, respecto de las escuelas de gestión estatal. Esto nos habla de inequidad educativa y social.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?