El nuevo trabajo: 7 ideas para adaptarte mejor al futuro que ya llegó

El nuevo trabajo: 7 ideas para adaptarte mejor al futuro que ya llegó

Muchas de las cosas que parecían ciencia ficción hoy ya son reales, y el tipo de trabajos que se requieren implican otra preparación y habilidades. La columna de Daniel Colombo.

Cuando hace pocos años hablábamos de “el futuro del trabajo”, quizás muchos no pensaron que llegaría tan rápido. Así es: muchas de las cosas que parecían ciencia ficción hoy ya son reales, y el tipo de trabajos que se requieren implican otra preparación y habilidades.

Conozco decenas de empresas que no saben qué hacer con sus estructuras obsoletas, ya que, si no se actualizan, mueren. Es así de crudo y de desafiante el momento actual. Aquellos que sepan reconvertirse (y esto incluye a los empleados) podrán decir “prueba superada”, y los que no, quedarán en el camino.

Sin embargo, en cientos de empleados y directivos que conozco hay una resistencia al cambio y a la transformación que asusta. Lo que no saben -por si no se han dado cuenta aún- es que justamente eso es lo que los hará el blanco de impacto más fácil en estos tiempos acelerados, donde la inteligencia artificial cobra cada vez más protagonismo, y dónde la palabra “innovación” casi ha reemplazado a “resultados” en el léxico de las empresas.

¿Qué hacer desde tu realidad actual?

Además de la necesidad de que las empresas se muevan en este sentido para proyectarse hacia el futuro, es necesario que los colaboradores de todos los niveles hagan su parte. No alcanza con que se queden esperando la orden de arriba, sino que necesitan moverse y estar más lúcidos y activos que nunca.

Los empleos que más peligrarán son aquellos commodities que los puede hacer casi cualquiera; incluso la transformación digital está haciendo que los negocios, tal como los conocemos, viren completamente a estar en la web, y las personas atendiendo pasarán a mejor vida si no se reinventan ni especializan. Suena fuerte, aunque es mejor enterarse a tiempo que lamentarse después.

Ya sucede: estos días visité al dueño de un antiguo puesto de periódicos y revistas en Buenos Aires. Sigue con su kiosco en el mismo barrio, la misma esquina, y el mismo público. Al preguntarle cómo está, me respondió que preocupado por la baja del consumo de sus productos típicos. Y allí mismo surgieron ideas para complementar ese espacio y ayudar a la supervivencia de su negocio. Para los que no conocen la ciudad, es sumamente típico y forma parte del paisaje urbano: prácticamente en cada cuadra encontrarás un puesto de periódicos. ¿Qué puede hacer este señor? Agregar otro tipo de productos; ser receptor y delivery de pedidos on-line en el horario en que trabaja (de distinto tipo de cosas); vender ebooks y periódicos digitales que se bajan al móvil con código QR; ofrecer servicios de recarga de planes de móviles; ofrecer la búsqueda de materiales impresos incunables y revenderlos… en fin: reinventarse.

Siete ideas para adaptarte

Si estás pensando qué hacer para adaptarte al futuro que ya llegó, estos siete puntos pueden ser de ayuda para empezar de inmediato:

  1. Definir claramente tus objetivos a futuro.Visualiza qué es lo que quieres hacer sobre un marco de realidad, partiendo desde el presente y proyéctalo a cinco y diez años. Profundiza en los detalles, y hazte preguntas clave, como: ¿Qué quiero lograr? ¿Qué me haría feliz? ¿En qué posición/trabajo me sentiría completamente a gusto? ¿Podría iniciar mi propia empresa?, por ejemplo.
  2. Delinear el plan de acción de innovación en tu trabajo.Si haces tareas rutinarias, debes saber que serán de las más afectadas. La sugerencia es que prepares un plan personal para innovar; puedes incluir nuevos procesos, simplificar pasos, delinear procedimientos y adaptar los que estén obsoletos; aprender una nueva tecnología que sirve para tu labor y unirte a personas que tengan objetivos parecidos, aunque sea en otras industrias, para nutrirte de su experiencia. Esto te hará evolucionar desde tu estado actual y empezarás a entusiasmarte con otra forma de hacer las cosas.

  • Hacer propuestas para mejorar con escalabilidad.Si trabajas en una empresa estas etapas son ideales para que acerques tus inquietudes sobre el futuro del trabajo. Para ello necesitarás conocer muy bien el core-business, el corazón y la esencia del negocio en el que estás, y proponer a la alta dirigencia acciones continuadas para mejorar, con escalabilidad (todo aquello que puede ir creciendo y, a la vez, adaptándose al ritmo del mercado).
  • Evaluar tus competencias actuales versus las indispensables a futuro.Un paso también relevante es que hagas un diagnóstico personal de tus competencias considerando las que ya se están requiriendo para una posición similar. Quizás te resulte difícil hacerlo por tu cuenta; por lo que un head-hunter o reclutador de talento humano profesional sabrá cómo ayudarte.
  • Capacitarte en las áreas débiles.Relacionado con lo anterior, el siguiente paso será incrementar las competencias que te faltan, ya que, de no hacerlo, quedarás automáticamente excluido. Hoy la oferta de formación es ilimitada, incluyendo las opciones gratuitas (las hay de a millones si navegas en la web) y las pagas.
  • Realizar mentorías cruzadas con personas complementarias.El mentoring es una herramienta excelente para compartir conocimiento. Quizás tú seas experto en ciertos campos, que puedes transferir a otra persona a través de una serie de encuentros. Y esa persona u otra, puede ser excelente en otros que a ti te faltan (así que también podrás mejorar de esta forma.
  • Mostrar tu interés por crecer y desarrollarte. Nada será tan positivo en tu posicionamiento frente a los nuevos escenarios del trabajo como tu actitud. Si eres conformista, mediocre y dejas que la ola te pase por encima sin siquiera atreverte, estarás muy pronto sobrepasado por las circunstancias. La invitación es a que muestres tu interés por avanzar, actualizarte, incorporar conocimientos, acceder a nuevos desafíos e interactuar con otros con una actitud positiva y de crecimiento. De esta forma estarás en el camino que ya vienen recorriendo millones de personas desde hace al menos una década, afrontando cada nuevo reto en esto del futuro laboral.
  • Como ves, la elección de qué hacer está en ti, porque la transformación no te va a esperar: ya está ocurriendo, y es posible que, si no te mueves, ya estés llegando tarde.

    Daniel Colombo

    Facilitador y Máster Coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 29 libros.

    www.danielcolombo.com

    www.facebook.com/DanielColomboComunidad

    Twitter @danielcolombopr

    Instagram: daniel.colombo

    YouTube.com http://www.youtube.com/c/DanielColomboComunidad

    Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/danielcolombo

    ¿Querés recibir notificaciones de alertas?