El laberinto judicial obligó a Cornejo a ceder

Fue clave que los intendentes anunciaran hoy que iban a acudir a la Corte Nacional en defensa de sus reelecciones. El gobernador se convenció entonces de que no había salida y se bajó del ring. Le queda la campaña electoral y la prédica para que "la gente decida" si quiere darles otro periodo a sus rivales del PJ. 

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Cornejo anuncia que no obstaculizará la reelección de los intendentes-

Se realizaban ya esta noche los preparativos para una nueva audiencia de conciliación entre el Gobierno y los intendentes ante la Corte por el conflicto de las reelecciones. Pero una de verdad.

La de este miércoles al mediodía no lo fue. Era de mentirita. Todo lo contrario: derivó en una nueva declaración de guerra. Los intendentes dejaron en claro por medio de su abogado Efraín Quevedo Mendoza que forzarían un conflicto judicial sin fin, antes que plegarse a una negociación política.

Fue definitorio el aviso de que iniciaban ahora mismo el camino para acudir a la Corte Nacional. El laberinto judicial se agrandaba cada vez más y Alfredo Cornejo terminó de convencerse de que iba a ser muy difícil hallar una salida: como fuera, los intendentes justicialistas iban a buscar resquicios para obtener la reelección en las urnas.

Cedió al final. Probablemente tarde. Y posiblemente porque no le quedaba otra. En la conferencia de prensa dejó claro que no pugnará por evitar las reelecciones de los intendentes justicialistas. Aunque sí es de esperar que ahora presione para conseguir un gesto: un fallo rápido y definitivo sobre la constitucionalidad de la enmienda que limita las reelecciones que él promulgó. Una sentencia de la Corte sin nuevos obstáculos del peronismo. 

¿Premio consuelo? Habrá que ver. En medio del proceso electoral, puede ser un elemento de campaña. Algo para su cosecha después de haber perdido la batalla para que los intendentes más veteranos del PJ no consiguieran la condición de candidatos.

"Que la gente decida", dijo el gobernador esta noche, en medio de una nueva tanda de críticas por la "hipocresía" de los intendentes: dicen que están en contra de las reelecciones, pero piden una vida más.

Cornejo ya no tiene más su decreto como arma contra los intendentes del PJ, pero le queda al menos la prédica contra las reelecciones ilimitadas. Y reclamará de la Corte un fallo que seguramente será histórico para la provincia.

No era el objetivo principal en noviembre del año pasado. Pero quedó esta noche la sensación de que Cornejo tratará de poner en marcha una nueva "consulta popular" sobre las reelecciones, que se producirá dentro de apenas cuarenta días, cuando se vote un nuevo intendente en los departamentos donde hubo conflicto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?