Por qué Game of Thrones hizo historia con su último capítulo

La última temporada de la serie de HBO lleva sólo tres capítulos, pero La batalla en Winterfell, el que se estrenó anoche, fue una de las mejores producciones televisivas en la historia.

Avatar del Francisco Pérez Osán

Francisco Pérez Osán

La batalla de Winterfell cambió todo en Game of Thrones.

ATENCIÓN: este artículo contiene spoilers de la última temporada de Game of Thrones. No es recomendable leerlo hasta después de ver los tres últimos capítulos estrenados.

El nivel de ansiedad antes del estreno del tercer capítulo de la octava temporada de Game of thrones (Juego de tronos) era altísimo. Primero, porque los dos primeros capítulos habían sido un largo preámbulo para lo que se esperaba fuera una batalla que podría cambiar toda la historia de la serie, y en la que la vida de todos los personajes estaría en juego.

Después de haber visto los 80 minutos que duró La batalla en Winterfell, nadie quedó decepcionado. Acá, algunos de los elementos que lo transformaron en -probablemente- el mejor capítulo de cualquier serie alguna vez estrenado

La épica

Los productores habían promocionado el capítulo haciendo hincapié en la pelea, que, prometieron, iba a ser la más larga en la historia de la televisión. No mintieron. Los 80 minutos son verdaderamente frenéticos. Todos los personajes que habían llegado al bastión Stark participaron del enfrentamiento entre las fuerzas humanas y las de los muertos, comandadas por el Rey de la Noche. Las diferentes escenas que recorrieron el campo de batalla y sus alrededores sólo pueden ser descritas como 'impresionantes'. La acción no frenó un minuto, y de alguna manera se la arreglaron para seguirle el paso a todos los personajes principales, y hasta a algunos secundarios.

La participación de los dragones fue también todo lo que los fanáticos esperaban desde que aparecieron por primera vez a fines de la primera temporada. Su enfrentamiento con el dragón muerto del Rey de la Noche tuvo a todos en vilo (a pesar de que fue más bien caótico y era difícil distinguir quién era quién).

Los dragones se mostraron en todo su esplendor.

Una de las posibles quejas que se puede tener contra las últimas temporadas de GoT es que perdió parte de su encanto original -el de la política por sobre la violencia-, para ponerle todas las fichas a su otro fuerte, o sea, la épica. En su último capítulo quedó demostrado que la apuesta pagó, y la batalla fue la culminación de años y años de tensión acumulada y planeamiento. Ahora, con la amenaza del Rey de la Noche aplastada, se le puede dar paso nuevamente a la política, que ocupará buena parte de los capítulos que se vienen.

Las muertes

Al finalizar el capítulo, todos los fanáticos se preguntaron lo mismo: ¿y al final quién murió? Sí, La batalla en Winterfell marcó la última aparición confirmada para varios de los personajes principales. Probablemente lo que más haya shockeado a los fanáticos fue el sacrificio de Theon, quien con su muerte pudo dejar atrás finalmente una vida que había sido marcada por la cobardía. "Eres un buen hombre", le dice Bran, el Cuervo de Tres Ojos, antes de que el joven heredero de la casa Greyjoy cargue contra el Rey de la Noche, decidido a entablar una pelea que absolutamente nadie pensaba que podía ganar. En un capítulo frenético, es sorprendente como los productores pudieron meter una escena tan íntima, tan fuera de lugar en el marco de una pelea de miles de personas, pero tan perfecta. 

Otra muerte que se sintió fue la de Jorah Mormont. El caballero veterano fue otro de los que completó su camino de redención y dio su vida para defender a la persona que tantas veces supo decepcionar: Daenerys. La casa Mormont también sufrió otra pérdida importante: Lyanna Mormont. La pequeña que se había ganado una fama de dura, con buena razón, tuvo probablemente la muerte más heroica del capítulo, y seguramente será recordada como uno de los personajes más valientes de toda la serie.

Jorah consiguió, finalmente, redimirse.

Melisandre también encontró su final, pero por mano propia. Luego de intentar ayudar en la batalla encendiendo las armas de los Dothraki -con poco éxito- y de prender fuego a la barricada para frenar el avance de los muertos -con un poco más de éxito-, decidió sacarse el collar que la mantenía joven, y simplemente murió. Su muerte también marca que gran parte de lo sobrenatural de GoT está llegando a su fin, y lo que se viene es guerra y política.

Las dudas

Nadie está a salvo en Game of Thrones.

Fuera de algunos personajes secundarios que también fueron derrotados, antes de la muerte del Rey de la Noche -que se discute más adelante-se puede ver que varios de los principales están en peligro. La batalla de Winterfell puede haber terminado, pero todavía falta saber qué pasó con Jamie Lannister, Sam, Tormund, Podric y Brienne, entre otros.

A pesar de que debido a su peso dentro de la historia se puede suponer que sobrevivieron aunque no se haya mostrado, nadie está a salvo en una serie reconocida por matar a sus personajes, por lo que es probable que el próximo capítulo llegue con algunas sorpresas desagradables para los fanáticos.

Arya

El viaje de la joven Stark fue una de las partes más interesantes de toda la serie. Desde ser una pequeña que no se contentaba con la vida de una lady, hasta transformarse en integrante del grupo de asesinos más peligroso del mundo, pasando por vengar varios de los asesinatos de su familia, y un largo etcétera, su historia es única. Como si todo esto fuera poco, en La batalla de Winterfell se terminó de consagrar como la favorita de todos, y consiguió algo que ni el fuego de los dragones había logrado: terminar con el Rey de la Noche. 

Su actuación durante toda la batalla fue admirable. Primero, eliminando a tantos muertos como pudo, luego, mostrando sus dotes de asesina silenciosa para sobrevivir, y, finalmente, acabando con la amenaza que tenía a todo el continente de Westeros en vilo. Si bien en un momento pareció perder la esperanza, recordó la frase que la comenzó a transformar en la mujer más temible de todo GoT: "¿Qué le decimos al Dios de la Muerte? Hoy no".

No hace falta decir que esto no fue todo lo que hizo que La batalla de Winterfell sea un capítulo inolvidable. Escribí en los comentarios que fue lo que más -o menos, por qué no- te gustó del último estreno de GoT.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?