Ciudades colaborativas e inteligentes: el camino del desarrollo sostenible urbano

En el Día de las Ciudades, el autor reflexiona acerca de cómo los carriles de la economía colaborativa y las innovaciones tecnológicas están produciendo cambios que mejoraran la calidad de vida en las ciudades y permitirán un desarrollo más sustentable para las generaciones futuras.

federico morandini

el uso compartido de bicicletas públicas es uno de los aspectos importantes para mejor la calidad de vida en una ciudad.

La economía colaborativa se expande vertiginosamente día a día en el ámbito privado e incluso en el sector público. Esto es una realidad visible y está facilitando nuestras actividades y hábitos cotidianos.

Los ejemplos más destacados se encuentran en el ámbito de la movilidad (Uber, Lime, Cabify, Didi), del alojamiento (Airbnb, Couchsurfing) o en los deliverys (Pedidos ya, Rappi, Globo) pero también otras apps que ponen a disposición servicios profesionales, oficios o talentos (Iguanafix, Zolvers, Workana) y hasta sirven para el financiamiento de proyectos artísticos o sociales (Idea.me, Goteo).

En Mendoza existen incipientes iniciativas públicas de economía colaborativa como el programa En la bici, que mejora diariamente nuestra calidad de vida gracias al uso compartido de bicicletas públicas trascendiendo los límites municipales.

Otros programas también están comenzando a desarrollarse en ámbitos públicos como los espacios de coworking, la organización del carpooling para asistir al trabajo o a la universidad,y la disponibilidad de estacionamientos compartidos en espacios públicos y privados.

Por su parte, dispositivos que implementan innovaciones tecnológicas como la georreferenciación, el internet de las cosas, la biometría y la inteligencia artificial ya son una realidad en diversos programas públicos y están modificando las dinámicas y políticas públicas en las ciudades de todo el mundo.

Los beneficios de esta revolución sobre las dinámicas del Estado son evidentes y se dirigen a un desarrollo urbano más sostenible: uso eficiente de los recursos del Estado, digitalización y despapelización de los procesos, mayor acceso a la información, inclusión de sectores vulnerables, innovación tecnológica para la mejora de la experiencia de las ciudades, menor impacto sobre el ambiente, entre otros.

El objetivo del desarrollo sustentable 11 pretende lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, con esta meta todas las ciudades deberán adecuar sus políticas y aprovecharse de las innovaciones tecnológicas para lograr estos fines.

Hoy se conmemora el Día de las Ciudades (www.un.org/es/events/citiesday), aprobado por Naciones Unidas y tiene como objetivo promover el interés en la urbanización y fomentar la cooperación entre los países para aprovechar las oportunidades y afrontar los desafíos que plantea el urbanismo.

El secretario general de la Naciones Unidas, António Guterres, invita en esta jornada a reflexionar con la siguiente frase: “Concentrémonos en la innovación a fin de asegurar una vida mejor a las generaciones futuras y trazar el rumbo hacia el desarrollo urbano sostenible e inclusivo en beneficio de todos”.

El camino está trazado, los carriles de la economía colaborativa y las innovaciones tecnológicas están produciendo cambios que mejoraran la calidad de vida en las ciudades y permitirán un desarrollo más sustentable para las generaciones futuras.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?