Cornejización de éxitos, macrización de fracasos

Cornejización de éxitos, macrización de fracasos

El legislador provincial cuestionó al gobernador Alfredo Cornejo por su discurso ante la Asamblea Legislativa. 

¿Quién lo diría? Hasta el martes el Gobernador Alfredo Cornejo estuvo operando para ser su próximo vicepresidente, mientras que el miércoles empleó la apertura de Sesiones Legislativas para despegarse todo lo posible del presidente Mauricio Macri, al punto de no nombrarlo.

La negación de su responsabilidad política como sostén de Cambiemos a nivel nacional fue el primer rasgo del discurso del Gobernador, en este 1ro de Mayo.

Cornejo no dudó en exhibir los avances de su Administración Pública en salud, seguridad, educación y justicia; pero tampoco dudó en achacar a la Nación –y por ende a su innombrable Presidente- las dificultades provinciales para resolver la crisis económica.

Socio leonino es aquél que se apropia de las ganancias y distribuye las pérdidas fue el segundo rasgo del discurso del Gobernador.

Si por él hubiera sido habría comenzado y concluido su discurso contando sus “hechos concretos” por hacer eficaz el Estado recibido, a base del orden, el control y la disciplina que atribuyó a su gestión. Pero los mendocinos también esperábamos que hablara de economía y producción, del bolsillo y las tarifas... y allí dejó de hablar de “hechos concretos” para abundar en “proyectos abstractos”, como si tuviera aún 4 años por delante.

De Gobernador a candidato en campaña... tercer rasgo del discurso de Cornejo.

No pudo –sin embargo- esconder bajo la alfombra la cuestión económica, porque para ser Gobernador no basta con emprolijar la administración pública hacia adentro. Debió reconocer –a su pesar- que la más alta inflación nacional es la mendocina y que la pobreza en nuestra Provincia supera el 30%, elegantemente le echó la culpa a la Nación y sin proponer solución alguna, dijo que al menos con un Estado provincial ordenado por él la crisis se sobrelleva mejor.

O sea, resignación; “pobres pero Limpitos” (como decía Carlos Balá). Cuarto rasgo del discurso de apertura.

Finalmente se puede ver ni una sola mención a su reciente pulseada por la no reelección de Intendentes como gesto “teórico” de su declamada transparencia e institucionalidad a la mendocina. Claro, porque de haberlo hecho tendría que haber explicado por qué –no obstante su cruzada- “la calle” avaló a los “re re electos intendentes”, premiando sus buenas gestiones, poniendo en duda la potencia que hoy el Gobernador auto-atribuyó a sus logros de gestión y también poniendo en duda la conveniencia de la relación entre Cornejo y Macri, sociedad política que las alfombras de la Legislatura hoy no lograron disimular.

Senador del Partido Justicialista Mauricio Sat

¿Querés recibir notificaciones de alertas?