Necesidad de recuperar la renta de los recursos naturales

Necesidad de recuperar la renta de los recursos naturales

Un artículo de opinión de Eduardo Difonso.

Partiendo de la base que, a partir de la reforma constitucional de 1994, los Recursos Naturales (renovables y no renovables) pertenecen a las jurisdicciones provinciales, deberían revisarse todas las concesiones y contratos que tengan por objetos ejercer la explotación y/o administración de este tipo de recursos.

GRAN RESPONSABILIDAD DE LOS GOBERNADORES DE PROVINCIAS

Para ello debería conformarse un ente federal compuesto por los gobernadores de todas las provincias, en representación de los habitantes de las mismas como propietarios titulares de esos recursos, para redefinir la explotación de los mismos y la distribución de la renta priorizando su asignación en la mejora de la calidad de vida de los argentinos y en el desarrollo económico-industrial-social y comercial de nuestro país.

Terminar con la administración centralizada, con criterio capìtalino, visto el país desde Buenos Aires, y decidir, con visión Federal y realista, la asignación de esa renta pensando en los argentinos presentes y en las generaciones futuras con el criterio de que estamos decidiendo sobre recursos estratégicos no mercantilizados, determinando el costo argentino ( no dolarizado) para todos los usuarios y consumidores nacionales y pensar una futura exportación de estos recursos (ahora si en dólares)recién cuando todos los argentinos gocemos del disfrute de los servicios que se implementan a partir del uso de aquellos recursos.

Revisar los beneficios que significan para los usuarios de los servicios de Energía, Gas y Agua el hecho de mantener, para cada caso, tres empresas distintas para la prestación de cada servicio como es la generación, el transporte y la distribución de estos servicios con el consiguiente costo y ganancia en cada etapa más impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Como sabemos esta división sólo hace incrementar el costo de dichas servicios al multiplicarlos por tres(3) mientras que cuando existieron centralizados,respetando una integralidad del servicio, se reducen sensiblemente sus costos y las tarifas que pagan los usuarios.

Ahora el gobierno del Ing. Macri pretende aplicar una medida parche, provisoria, distractiva y con objeto electoralista.

Justamente todo lo contrario a lo que necesita la Argentina de hoy y opuesto a las afirmaciones sobre la necesidad de decir la verdad y explicar las acciones de gobierno respondiendo, por lo menos, a dos preguntas básicas: ¿Como lo haremos? Y ¿Con que recursos lo haremos?

QUE PIENSA HACER EL GOBIERNO ANTE EL PROCESO ELECTORAL

Buscan congelar los aumentos de los servicios públicos a partir de mayo para bajar la inflación.

Las subas se concentrarán hasta abril y luego no habría cambios.

Desde la Casa Rosada se bajó la orden estricta para que, las medidas que se tomen, tienen que orientarse a que la inflación muestre signos de un fuerte descenso a partir de mayo.

“Entre marzo y abril tenemos aún algunos ajustes de tarifas, como electricidad, gas, agua, transporte y combustibles pero a partir de mayo los precios regulados ya no van a tener más ajuste, por lo menos, hasta noviembre”, según lo expresado por uno de los altos funcionarios del Poder Ejecutivo nacional.

Como vemos, el gobierno PRO-RADICAL, sigue subestimando la inteligencia de los argentinos y pretende recuperar credibilidad y confianza, frente a las próximas elecciones presidenciales de octubre de este año, utilizando discursos y mensajes sobre medidas demagógicas y populistas, que tanto critican, pero que están destinadas a obtener un triunfo electoral para lograr la reelección del presidente Macri y así seguir profundizando un modelo económico que ya se aplicó en nuestro país y que quedó plasmado su fracaso en la historia económico-social de la Argentina.

Es de esperar que se aplicarán todos los ajustes previstos, incluidos los que se calcularon a partir del mes de abril, y en mayo congelar las tarifas de los servicios públicos y combustibles ¨por lo menos hasta noviembre¨(sic) según lo expresado por miembro del gabinete presidencial.

Este mensaje está preparando el gobierno para usarlo en la campaña electoral que se inicia en mayo/junio y sostenerlo hasta el día de la elección en el mes de octubre para, luego de ese proceso, retomar los distintos ajustes y aumentos de los servicios congelados ficticiamente con fines electoralistas.

No queda claro si esta decisión se ha tomado dentro del marco de ingenuidad de los funcionarios que componen el gabinete o producto de la impericia o inutilidad de este equipo de gobierno que ha demostrado lograr triunfos electorales pero muchos fracasos en la administración del estado.

Lo que si queda claro es que con este tipo de medidas electoralistas ya no se engaña ni se confunde al electorado, un electorado que ya reclama ¨BASTA¨ ¨BASTA DE AJUSTES, BASTA DE AUMENTOS¨ y exige un proyecto de país donde exista un modelo económico basado en el crecimiento, desarrollo de las economías regionales, pleno funcionamiento de la capacidad instalada industrial, tarifas con costo argentino y no dolarizadas y recuperar para los argentinos la renta de nuestros recursos naturales, hoy concesionados a empresas transnacionales que giran sus millonarias ganancias a sus sedes centrales que se encuentran fuera de nuestro país, acceso a créditos baratos para que las PyMES, en lugar de quebrar o cerrar, se multipliquen y crezcan generando más empleos ya que la desocupación supera el 12% de los argentinos en condiciones de trabajar.

Este tipo de medidas forma parte de los anuncios engañosos de toda campaña electoral y pretenden distraer la atención de los electores para no tomar las medidas de fondo orientadas a solucionar los problemas estructurales que sufre nuestro país relacionados con la Salud, la Educación, Seguridad y Justicia que por su desatención ha permitido que prospere la corrupción generalizada con el avance del narcotráfico donde no son ajenos a ello los tres Poderes del Estado, la mayoría de los Empresarios contratistas y/o concesionarios del estado y la mayoría de los representantes gremiales de los trabajadores.

Sería más sencillo y menos rebuscado buscar un consenso en una gran mesa de diálogo nacional donde estén todos los sectores representados, excluidos todos los personajes involucrados en actos de corrupción comprobados o declarados voluntariamente, como en la causa denominada ¨de los Cuadernos¨ donde figuran Funcionarios, familiares de funcionarios, Empresarios, Banqueros y gremialistas que facilitaron las transacciones y que aceptaron su participación necesaria en los estrados judiciales.

Y en esta mesa de consenso definir las prioridades sobre que políticas públicas implementar para que la Argentina despliegue todo su potencial convirtiéndolas en políticas de estado sustentables en el tiempo, de respeto absoluto y de cumplimiento efectivo por cualquier agrupación política que llegue a ejercer la conducción del gobierno independientemente del pensamiento teórico-filosófico al que adhieran.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?