Muy fácil, estos son los tres cuidados fundamentales en el cultivo de menta

Muy fácil, estos son los tres cuidados fundamentales en el cultivo de menta

Cuidar esta aromática es muy sencillo si tienes en cuenta algunos cuidados muy sencillos.

Napsix

Napsix

La planta de menta es una de las más elegidas para quienes deciden tener una pequeña huerta en casa. Se trata de una aromática realmente versátil ya que se usa tanto en gastronomía como en la industria farmacéutica. Para cultivarla en tu jardín solo debes seguir algunos consejos que te ayudarán a que crezca perfecta.

La frescura del aroma de la menta hace que todos quieran tener aunque sea una pequeña maceta de esta especie en el jardín. Asimismo, sus cualidades para darle un toque a bebidas y comidas, e incluso para cosméticos, hacen que sea perfecta.

Cultivarla en casa es bastante sencillo, al igual que otras plantas como las suculentas. Aunque para ello, debes seguir algunos consejos y cuidados muy simples con los que podrás tener tu propia planta y usar la menta en todo lo que quieras.

Cultivar menta en casa es muy sencillo
Fuente: Pexels

Riego abundante

Para que crezca y se sienta la intensidad del aroma, la menta requiere de un riego abundante y periódico, especialmente en verano. Debes tener el cuidado de que el sustrato permanezca siempre húmedo. Asimismo, como consejo, no debe quedar encharcado, puesto que podría provocar que se pudra.

Iluminación

Por otro lado, la menta requiere de buena iluminación para poder crecer. Sin embargo, intenta que no estén expuestas al sol durante las horas donde este impacta más fuerte, así que mejor ubícala en una parte del jardín donde tenga media sombra.

Para crecer bien, la menta requiere de una maceta ancha
Fuente: Pexels

Sustrato

Por otra parte, debes atender a la tierra en donde cultivar tu menta. Esta planta requiere de un sustrato rico en nutrientes, por lo que deberías hacer especial hincapié en esto colocando un poco de compost en la tierra.

Por otro lado, la menta es una planta que crece de forma horizontal, por lo que si la quieres cultivar en tu jardín debes ubicarla en un espacio donde tenga espacio suficiente para desarrollarse. Si decides colocarla en una maceta, asegúrate de que esta sea ancha y tenga unos 20 centímetros de profundidad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?