Una sencilla trampa para evitar que las hormigas suban a los árbol

Una sencilla trampa para evitar que las hormigas suban a los árbol

Las hormigas son excelentes transportes y divulgadores de plagas como los pulgones, mantenerlas alejadas de los frutales del jardín es fundamental para protegerlos.

Napsix

Napsix

Las hormigas no representan un peligro directo para los cultivos y su papel en la naturaleza –como polinizadores- es muy importante. Sin embargo, ellas establecen relaciones de beneficio mutuo con algunas plagas -como los pulgones- y esto provoca que los insectos benéficos no puedan terminar con ellas. Para evitar que esto ocurre existe un sencillo truco que te contaremos en esta nota.

Si cuentas con algunos árboles frutales o cítricos en tu jardín, seguramente cada año te preguntes cómo hacer para que las hormigas los abandonen. Su presencia implica un problema durante la cosecha, pero también son un síntoma de que algo no anda bien en la planta.

Foto: Pinterest

Es que, en los jardines o cultivos, las hormigas llegan a considerarse como magníficas “ganaderas” de plagas trasladando e infectando diferentes plantas. Esto se debe a un proceso que se llama “mutualismo” y se produce porque, luego de alimentarse de la savia de las hojas, los pulgones, la mosca blanca o algunas especies de cochinillas, segregan una sustancia dulce de la cual las hormigas se alimentan.

Para asegurarse de tener una fuente de alimentos es que las hormigas no solo propagan, sino que también protegen a estos insectos dañinos llegando a atacar a los predadores naturales de las plagas.

Consejo para aislar los árboles de las hormigas

Antes de llevar adelante esta tarea, es importante ocuparse de que los frutales queden libres de plagas. Para lograrlo, una forma ecológica efectiva es utilizar jabón potásico y aceite de Neem.

Luego nos ocuparemos de aislar el árbol de nuevas infestaciones. Si bien es poco estético para los jardines se puede cubrir el tronco con cal agrícola.

Foto: Facebook

Otra posibilidad es utilizando tiras pegajosas para envolver el tronco en diferentes lugares. Este método es muy sencillo y de bajo costo. Además, nos permite combinar diferentes estrategias para ampliar el rango de protección.

Solo se necesita utilizar un material resistente y maleable, como la goma eva o envases plásticos, preferentemente de color amarillo. Este se debe cortar en tiras gruesas, empapar bien con aceite y luego usar para envolver el tronco a unos 10 centímetros del suelo.

El área pegajosa impedirá que las hormigas avancen, mientras que el color amarillo servirá como una trapa para la mosca blanca.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?