Plantas carnívoras: todo lo que debes saber para cultivarlas en casa

Plantas carnívoras: todo lo que debes saber para cultivarlas en casa

Si buscas incorporar algo exótico a tu jardín, entonces deberías pensar en cultivar plantas carnívoras.

Napsix

Napsix

Las plantas carnívoras le pueden dar un toque muy exótico a tu casa o jardín, pero es importante que conozcas ciertos secretos sobre su cultivo para que esta actividad no resulte frustrante y termine con ellas muriendo a pesar de tus cuidados.

El mundo de las plantas carnívoras es verdaderamente fascinante y tenerlas en tu jardín te dará la posibilidad de observarlas de cerca y conocer mucho más sobre ellas. La capacidad de atraer y devorar insectos es lo que las hace únicas y también una forma que adoptaron para adaptarse a los ambientes hostiles en donde nace y se desarrollan.

Heliamphora, son plantas carnívoras endémicas de Venezuela. Foto: Agroislas

Desde que Charles Darwin confeccionó su primer tratado sobre este tipo de vegetación en 1875 se la logrado documentar no menos de 5 familias que engloban más de 600 especies de plantas carnívoras.

Se considera que esta característica apareció como una forma de evolución debido a la necesidad de incorporar nutrientes para su sobrevivencia. Es que, en su mayoría, surgen de forma natural en suelos muy pobres, generalmente carente de nitrato. Esto las obliga a obtenerlo a través de un complejo proceso en el que atraen, capturan y digieren insectos.

A pesar de la gran variedad de familias y géneros existe un puñado de consejos básicos que se deben tener en cuenta a la hora de cultivarlas en el hogar.

El tipo de suelo en donde se la plantará es fundamental. Como ya señalamos, están acostumbradas a crecer en lugares muy pobres de nutrientes, por lo tanto, fertilizarlas puede ser el peor error que cometas. Ellas se ocuparán de conseguir lo que necesiten capturando presas.

Drosera Spatulata, son plantas originarias de Asia y Oceanía. Foto: Ladera sur

Para su cultivo no debe usarse tierra de jardín, lo ideal es colocar turba de sphagnum, corteza picada fina y arena. Las macetas también son importantes, las de plástico le otorgarán mayor humedad que las de barro, pero siempre se debe cuidar de que se tenga un buen drenaje.

Lo mejor es poner algunas piedras o perlitas en la parte inferior de la maceta, luego introducir la turba y colocar el recipiente dentro de un plato con agua. Ese procedimiento hará que se mantenga la humedad, algo que realmente disfrutan.

Pero aún quedan otros detalles a tener en cuenta. El riego debe hacerse con agua destilada o procedente de los aires acondicionados ya que no toleran los excesos de calcio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?