Los 4 mejores árboles frutales que se pueden cultivar en maceta

Los 4 mejores árboles frutales que se pueden cultivar en maceta

No necesitas de un gran jardín para poder cultivar tus propios árboles frutales. Anímate a plantarlos en macetas y disfrútalos.

Napsix

Napsix

Los árboles frutales tienen mayores requerimientos que las plantas convencionales por eso lo ideal es plantarlos en el suelo. Sin embargo, hay especies que se dan muy bien en macetas y son excelentes para quienes no disponen de un amplio jardín, viven en departamentos o alquilan.

Teniendo un árbol frutal en casa no sólo te asegurarás de contar exquisitas frutas cultivadas por ti mismo, además podrás disfrutar de una bella decoración natural que le otorgará vida a cualquier espacio.

Fuente: Infocampo

Si aún temes embarcarte en este tipo de proyectos, es mejor que comiences con las especies más sencillas que se adaptan muy bien a cualquier espacio.

Los limoneros son los más adecuados para este de cultivo, incluso puedes empezar con las semillas que le extraigas a un limón comprado. Estas tienen que lavarse y mantener en agua al menos 24 horas, luego se plantan en una maceta con tierra y ya solo quedará esperar para verlo crecer.

Si prefieres agilizar este proceso y adquirir un frutal ya crecido tienes que procurar plantarlo al final del otoño o principio de la primavera y no permitir que en el traspaso sus raíces queden muy expuestas.

El naranjo es otra de las especies que se ajustan muy bien en las macetas. Por lo general, requieren de ambientes calurosos y húmedos, pero en climas fríos pueden ser mantenidos en el interior cerca de una entrada de luz.

Aunque no los creas, si plantas un manzano en una maceta podrás tener disfrutar de enormes y deliciosas manzanas a pesar de que el árbol mantenga un tamaño pequeño o mediano. Lo mismo ocurre con los perales.

Foto: Ecología Verde

Para que tu proyecto sea un éxito tienes que tener en cuenta algunas consideraciones generales. El tamaño de la maceta debe ser grande, se puede empezar con una de 20 litros, aunque con los años requerirá una de al menos 60 litros.

Mantener un buen drenaje es otro punto clave. Además de chequear que las vasijas traigan un orificio –o varios- de un buen tamaño también es conveniente incorporar grava o piedras en el fondo para impedir la podredumbre de las raíces.

Conservar el sustrato rico en nutrientes es otro de los factores que influyen. Procura otorgar fertilizantes –naturales o químicos- en primavera, verano y otoño.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?