Para hacer antes de dormir, 3 ejercicios simples para relajar el cuello

Para hacer antes de dormir, 3 ejercicios simples para relajar el cuello

Practica estos movimientos para estirar y relajar el cuello. Gracias a estos ejercicios lograrás un mejor descanso

Napsix

Napsix

Lograr un sueño reparador es realmente difícil cuando sientes algún dolor. Quienes trabajan muchas horas frente al ordenador o realizando movimientos en una mala postura, sabrán lo incómodo que puede ser. Por eso, antes de dormir puedes realizar algunos ejercicios focalizados en el cuello para relajar y aliviar la zona.

Si bien existen algunos ejercicios para mejorar la postura, lo cierto es que muchas veces no los tenemos en cuenta y el sedentarismo nos provoca dolores que posteriormente afectan a nuestra calidad de vida.

En esos casos, se pueden realizar movimientos o estiramientos especialmente destinados a relajar la zona del cuerpo donde sentimos molestias, ya sea el cuello, la espalda o incluso los pies. En el caso del primero de ellos, tienes la posibilidad de practicar estos sencillos ejercicios antes de dormir y poder lograr un sueño reparador.

Alcanza un descanso reparador con estos ejercicios
Fuente: Pexels
  • Un primer ejercicio consiste en sentarte en el borde de la cama con la espalda recta. Cuando te encuentres allí, tienes que llevar el brazo derecho hacia arriba y hacia atrás de manera que toque la espalda. Sosteniendo esta postura, estira la cabeza hacia el lado izquierdo. La sugerencia es que mantengas esta postura por 15 segundos mientras sientes cómo se alivia la tensión.
  • A continuación, puedes relajar el cuello desde la misma ubicación. Toma una toalla y llévala detrás de tu cabeza. Sostén los extremos con tus manos y muévete hacia atrás por unos segundos con cuidado de no provocarte daño.
Alivia la tensión con unos ejercicios muy sencillos
Fuente: Pexels
  • Finalmente, levanta la mano derecha y toma con ella el lado izquierdo de tu cabeza atrayéndola hacia el hombro derecho. Hazlo despacio para no lesionarte. Una vez transcurridos 15 segundos, cambia de lado.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?