Big fail: niños jugando rompen un castillo de Disney de cristal valuado en 64 mil dólares

No es la primera vez que el Museo de Vidrio de Shanghái sufre un accidente de este estilo. En esta ocasión la “victima” fue una obra realizada por el artista español Miguel Arribas.

Napsix

Napsix

El castillo de vidrio soplado más grande del mundo, situado en el Museo del Vidrio de Shanghai, se ha roto en pedazos luego de que dos niños derribasen el escaparate mientras jugaban, según anunció el museo durante el fin de semana.

La magistral pieza fue realizada por el soplador de vidrio español Miguel Arribas, que invirtió en ella cerca de 500 horas que se echaron a perder en tal solo un segundo. El castillo es una recreación a escala del castillo de La Cenicienta de Disney World Resort, que fue presentado como un regalo al museo en el año 2016 para conmemorar su quinto aniversario.

El sitio Vice hizo público el hecho para Occidente, luego que el portal del Museo en Weibo -el Twitter chino- hablara sobre la situación.

“Los pequeños visitantes supieron que su conducta fue inapropiada y, con la presión de los padres, reportaron el incidente”, narra el portal. “Sus actitudes fueron amistosas y sinceras”.

Se desconoce si los padres de los niños tuvieron que pagar por el Castillo destrozado, pese a que varios usuarios de Weibo pidieron que lo hicieran.

Temas