Un diario chileno, condenado a pedir disculpas por una nota de 1973

La presidenta del Colegio de Periodistas, Margarita Pastene, calificó como un hecho histórico el fallo de la Corte de Apelaciones que exige a Copesa y su diario La Tercera pedir disculpas públicas por la información falsa difundida en 1973. En esa instancia el diario La Tercera informó que Jorge Oyarzún Escobar y Juan Escobar Camus “fueron ejecutados después de atacar con disparos una población militar” y los calificó de “extremistas”. Sin embargo ambos fueron víctimas de delitos de lesa humanidad, según da cuenta el Informe Rettig y como quedó demostrado en el fallo del ministro Hernán Crisosto en el año 2016, y posteriormente ratificado por la Corte Suprema el 2018.

MDZ Mundo

La portada conla noticia cuestionada.

Recientemente la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile ordenó a la empresa periodística Copesa S.A rectificar y pedir disculpas públicas por una noticia falsa. En esa instancia el diario La Tercera informó que Jorge Oyarzún Escobar y Juan Escobar Camus “fueron ejecutados después de atacar con disparos una población militar” y los calificó de “extremistas”. Sin embargo ambos fueron víctimas de delitos de lesa humanidad, según da cuenta el Informe Rettig y como quedó demostrado en el fallo del ministro Hernán Crisosto en el año 2016, y posteriormente ratificado por la Corte Suprema el 2018.

El Colegio de Periodistas de Chile valoró "la sanción como una necesaria acción de reparación a las víctimas, pero también como una poderosa señal de reparación y rectificación histórica, social y periodística". Indicó que "como orden profesional, creemos que ningún hecho informativo falso o distorsionado, así como el ocultamiento de información relevante por parte de los distintos medios de comunicación, puede quedar impune".

La entidad añadió que "por años nuestro país vivió preso de la mentira o desinformación de algunos medios que contribuyeron a la desestabilización y el quiebre de la democracia. El año 2015 el Colegio de Periodistas de Chile, a través de su Tribunal Nacional de Ética, expulsó a Agustín Edwards Eastman, dueño de la empresa periodística El Mercurio S.A por su rol en la dictadura militar sancionando los montajes y los distintos titulares que dañaron gravemente la dignidad de los familiares, la memoria de las víctimas de crímenes de lesa humanidad y la sociedad en su conjunto. Anteriormente, en el año 2008, el Colegio de Periodistas pidió perdón a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos por el mal accionar de varios colegas que trasgredieron el Código de Ética de nuestra orden profesional".

"Esta sanción de la Corte de Apelaciones -afirmó- marca un precedente histórico que nos permite volver a interpelar a los medios de comunicación, a reconocer los engaños cometidos y, adicionalmente, pedir disculpas públicas a la ciudadanía en su rol de cómplices pasivos en el ocultamiento de la verdad. Nuestro Colegio está atento a la labor permanente de los medios de comunicación como garantes de la construcción de verdad y justicia, así como la entrega de información basada en los principios inalienables de los Derechos Humanos".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?