Sheela-na-gigs: mujeres desnudas que adornan las iglesias de Reino Unido

Durante cientos de años, en las iglesias de Reino Unido se han podido ver esculturas de mujeres desnudas en una pose provocativa. Pero ¿cuál es su significado? Y ¿quién las creó? 

bbc mundo

Las sheela-na-gigs son figuras de piedra que decoran algunas iglesias de Reino Unido y que representan a mujeres exhibiendo sus genitales.

Ocultas a simple vista, estas esculturas de mujeres llamadas Sheela-Na-Gig aparecen en cuclillas apartando sus labios vaginales con sus manos.

Muchas gente ignora (o elige ignorar) su existencia, pero las figuras pueden verse en decenas de iglesias británicas.

Durante los últimos 20 años John Harding, del Proyecto Sheela Na Gig, ha recorrido miles de kilómetros intentando configurar un mapa sobre su localización.

Localización 

Su obsesión comenzó después de una visita a una iglesia en Shropshire (Inglaterra) en 1998 en la que vio una de estas esculturas.

No encontró mucha información en internet, así que compartió su curiosidad en redes sociales y lo que recibió fue decenas de mensajes con datos sobre la localización de nuevas figuras.

"No son tan raras como el Yeti, pero no son comunes", dice.

"En Shropshire están a unos 10 kilómetros de distancia y son diferentes, pero todas son mujeres desnudas, básicamente", relata Harding.

Irlanda tiene la mayor concentración de sheela-na-gigs, mientras que en Reino Unido hay alrededor de 60 figuras.

"Sheela es la forma irlandesa del nombre normando Cecile, y 'gig' viene en realidad de la jerga inglesa y significa partes de una mujer", explica.

Una de las figuras más representativas se encuentra en la iglesia de Santa María y San David en Kilpeck, Herefordshire (Inglaterra).

¿Significado? 

El motivo de por qué estas figuras de piedra se exhibieron en iglesias normandas de Reino Unido, Irlanda, Francia y España no es consensuado.

Algunos sugieren que las figuras representan una deidad pre-cristiana. Otros que son un símbolo de fertilidad o una protección contra el mal.

La doctora Barbara Freitag, autora de "Sheela-na-gigs: Descubriendo un Enigma", cree que fueron creadas por los talladores locales para propiciar nacimientos.

"En general, las sheelas se encuentran talladas en la posición del parto y aparecen con su vulva en el estado que debe tener antes, durante o después del nacimiento", dice.

"La mitad superior demacrada de estas figuras buscaba representar a las madres y abuelas que morían durante el parto y que podían guardar algún rencor contra el recién nacido".

El origen y significado de las sheela-na-gig es discutido por los expertos que creen que eran representaciones de diosas paganas o recordatorios de los pecados en los que puede caer el hombre.

Para Georgia Rhoades, autora de "Descifrando a las Sheela-na-gig, las mujeres desnudas y calvas", las figuras representan a la diosa Crone o la diosa de la Tierra.

"Eran diosas paganas, representantes de la diosa de la Tierra que nos da a luz y nos lleva de vuelta cuando morimos", explica.

"En algunos lugares, las novias tenían que mirar y quizás tocar a la sheela antes de las bodas, lo que parece sugerir que tenían un papel en los ritos de fertilidad".

Harding, sin embargo, piensa que las esculturas, tan explícitas, estaban destinadas a advertir a las personas contra el pecado de la lujuria.

"Las sheelas en este país son caricaturescas y no muy atractivas en general, pero en Irlanda algunas tienen un aire realmente monstruoso, capaces de asustar a cualquiera".

Su argumento lo respalda también su localización astutamente escondida.

"Las únicas personas que las podían haber visto eran los clérigos y los monjes, así que obviamente tienen algo que ver con el pecado".

Esta figura fue considerada muy obscena por los feligreses y fue entregada a un museo.

¿Demasiado explícitas? 

Su carácter sexualmente explícito ha hecho que no sean aceptadas por todas las congregaciones religiosas.

En la aldea de Easthorpe, en el condado inglés de Essex, creyeron que la sheela que albergaba su iglesia era demasiado obscena así que se la entregaron a un museo después de pasar un tiempo en el jardín de la vicaría.

En otros casos ha sido mucho peor. Se ha podido encontrar alguna de estas figuras en el río "con marcas de quemaduras", asegura Harding. Otras, cuenta, fueron retiradas, escondidas o destruidas por clérigos o feligreses.

En 2004, una figura con el pecho descubierto que había estado en una capilla en Buncton, en el condado de Sussex Occidental (Inglaterra), fue atacada, a pesar de que "no tenía los genitales a la vista".

"Era algo inofensivo", cree Harding.

Y es que no solo sus atributos sexuales son motivo de ofensa para algunos.

Se cree que ya fueron atacadas en la era victoriana (durante el reinado de la reina Victoria en Reino Unido, entre 1837 y 1901).

"En Kilpeck faltan una serie de molduras y cuenta una vieja historia que la esposa del vicario había ordenado retirarlas", asegura Harding.

Figuras masculinas masturbándose 

Pero en algunos casos, no solo son representaciones de mujeres exhibiendo sus genitales.

En ocasiones también pueden verse figuras femeninas frente a masculinas que están masturbándose o o en actitudes obscenas.

"En San Juan de Devizes (Inglaterra) en el mismo trozo de piedra hay una figura femenina que muestra sus partes y una masculina que parece estar masturbándose".

En la iglesia de Santa María y San Andrés de Cambridgeshire, también Inglaterra, se puede ver una sheela junto a una figura masculina desnuda.

"Tienes a este hombre con una erección enorme y esta figura de sheela-na, bastante regordeta que mantiene sus piernas separadas mientras él se arrastra hacia ella".

En Bristol, pueden verse ilustraciones gráficas de temática obscena entre las decoraciones talladas del techo de la iglesia de St Mary Redcliffe.

Hay un contorsionista que "muestra su parte inferior", una pareja desnuda y un hombre con "el pantalón bajado y haciendo caca", relata Harding.

Pero, por si eso no fuera suficiente, en el techo de Avening Church, en el condado inglés de Gloucestershire, se puede ver a una figura masculina sobresaliendo de la pared con la cabeza entre las piernas y el pene en la boca.

"Están también los 'tragadores de pene', que son una cabeza de aire monstruoso que se traga sus propios penes".

Para la Iglesia de Inglaterra, la presencia de genitales de piedra en los lugares de culto es parte de la "rica tradición de decoración de la iglesia" a lo largo de los siglos. 

BBC

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?