Fue deportada

La estrella de OnlyFans que se enamoró del guardia que la revisó desnuda en Estados Unidos

Mikaela Testa, una australiana de 23 años que es estrella en la plataforma OnlyFans, tuvo una experiencia poco agradable en Estados Unidos, aunque al volver a su país reconoció que está enamorada del guardia que la revisó desnuda en Migraciones.

MDZ Mundo
MDZ Mundo sábado, 15 de abril de 2023 · 22:02 hs
La estrella de OnlyFans que se enamoró del guardia que la revisó desnuda en Estados Unidos
Foto: Foto @mikaelatesta

Mikaela Testa es una modelo australiana que gana miles de dólares gracias a la plataforma de contenidos para adultos OnlyFans. Y si bien es toda una celebridad, no quedó exenta de pasar por un muy mal momento cuando quiso ingresar a los Estados Unidos.

La modelo había emprendido el viaje desde Perth y tenía como destino a Los Ángeles en Estados Unidos, pero cuando llegó fue inmediatamente abordada por las autoridades de migraciones ya que presentó una falla accidental en su Sistema Electrónico de Autorización de Viaje.

Por este motivo, y antes de ser deportada a Australia, Mikaela Testa fue detenida durante 30 horas, tiempo en el que fue interrogada con preguntas sobre las personas que conocía en la ciudad, su estado financiero y participación en actividades ilegales. 

Según su propio testimonio en sus redes sociales, Mikaela Testa reconoció que más allá de las preguntas que le realizaron, lo peor de su detención fue cuando le pidieron que se desnudara totalmente para una requisa a fondo. 

"Me registraron toda, tuve que quitarme toda la ropa en una habitación que parecía sacada de una película de guerra, solo había tampones, una tetera y una taza de fideos instantáneos", fue parte del descargo que realizó en sus redes sociales.

Foto: @mikaelatesta

También explicó que con el correr de las horas su angustia fue en aumento ya que temía que le iban a prohibir el ingreso a los Estados Unidos, algo que terminó sucediendo.

En otro tramo del comunicado que emitió en sus redes, Mikaela Testa sentenció que sufrió el "síndrome de Estocolmo" ya que se enamoró del guardia que la revisó en la sala y que fue el encargado del interrogatorio.

"No puedo dejar de pensar en este hombre. Estoy enamorada de él, fue muy amable conmigo. Estuve allí durante días y solo quería verlo y hablar con él", sentenció.

Para finalizar, explicó que "cuando estás detenido, no tenés derechos. Pueden apoderarse de sus dispositivos para siempre, pueden descargar cualquier cosa. Básicamente te poseen cuando pones un pie en ese país".

Archivado en